Gracias por su visita.

29 de marzo de 2016

LA FAMILIA ES MÁS IMPORTANTE QUE LA CARRERA


El mes pasado, Max Schireson renunció a su empleo al frente de una empresa que factura miles de millones de dólares para pasar más tiempo con su familia. Y está muy feliz.

El alejamiento de Schireson de la compañía de bases de datos de Internet MongoDB Inc., revelado en una entrada de blog que se viralizó con rapidez, desató un debate que rara vez se da en las cúpulas de las empresas: los desafíos que enfrentan los padres en su intento por equilibrar el trabajo y la familia.

Schireson, padre de tres hijos, ahora es vicepresidente de la junta directiva de la compañía, puesto que, en sus palabras, tiene un horario "normal de tiempo completo" en lugar de un horario "alocado de tiempo completo".

Cuando habían transcurrido tres semanas desde que asumió su nuevo rol, Schireson habló con The Wall Street Journal sobre su decisión y los múltiples desafíos que enfrentan los padres que trabajan. A continuación, pasajes editados de la entrevista.

WSJ: ¿Cuándo comenzó a evaluar bajar el ritmo de su carrera?
Schireson: El puesto de presidente ejecutivo implicaba viajar de forma constante entre San Francisco y Nueva York, y no creí que pudiera hacerlo por siempre. La decisión de bajarle el ritmo a mi carrera estaba en mi mente desde hacía un tiempo, pero el momento me pareció el adecuado, y la transición para todos los involucrados —mi empresa, mi familia— se volvería más difícil mientras más tiempo demoraba.

MongoDB se encontraba en un momento en el que era propicio realizar una transición a un liderazgo nuevo con otro tipo de destrezas. Yo había encabezado la empresa desde que era un pequeño grupo de 20 empleados hasta una gran organización de 400. De muchas formas mi decisión fue un doble triunfo: podía seguir involucrado como vicepresidente de la junta directiva pero podíamos traer nuevos líderes talentosos para la próxima etapa de desarrollo.

Por el lado familiar, mi esposa siempre apoyó y comprendió mi carrera demandante, pero la sobrecargué y no veía a los niños lo suficiente. Mi hijo estaba por entrar a la secundaria. El deseo de pasar más tiempo con la familia venía aumentando desde hacía mucho tiempo, y no lo podía postergar para siempre.

WSJ: ¿Cuál fue la reacción de sus colegas en MongoDB?
Schireson: Me apoyaron enseguida. Durante mucho tiempo, vieron cómo me esforcé y la contribución que hice a la empresa. Además, vieron que podía seguir involucrado como vicepresidente de la junta y la empresa podía hacer una transición hacia un nuevo liderazgo en un buen momento.

Incluso entre los ejecutivos y otras personas fuera de la empresa, la reacción fue abrumadoramente positiva. La gente se siente identificada con el tema y siente empatía; algunos dijeron que les gustaría ser lo suficientemente valientes para hacer lo mismo.

Hubo algunas palabras de advertencia sobre la forma en que esta decisión limitaría mis futuras opciones profesionales. Pero desde un punto de vista personal casi todos fueron comprensivos y me respaldaron. La mayoría de la gente lo entiende.

WSJ: Creo que hay muchos padres que escalan los dos tercios de la escalera corporativa y luego se sienten estancados e insatisfechos porque su profesión es un obstáculo para su deseo de ser mejores padres. ¿Qué consejo les podría ofrecer?

Schireson: Cuando estás ascendiendo en tu profesión puede parecer que alcanzar ese próximo escalón es siempre muy importante y que es necesario estar híper concentrado en lograrlo.

Sin embargo, a veces la mejor decisión es mantenerse un escalón por debajo, y pensar bien en lo que implica el próximo escalón para la familia si uno se queda ahí un tiempo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios