Gracias por su visita.

12 de marzo de 2016

COMO ALIVIAR LAS PICADURAS DE LOS ZANCUDOS


Las picaduras de los insectos producen un escozor difícil de aliviar,  pero no imposible. Estos recursos, cien por cien naturales, te ayudarán a reducir el picor, mantener la inflamación bajo control y prevenir posibles infecciones ¡Pruébalos!

El gel de ALÓE VERA calma la irritación
Tener una planta de áloe vera cerca puede ayudarte a solucionar más de un problema este verano. Y es que el gel que exudan las hojas más carnosas de está planta además de calmar la piel enrojecida por el sol, ayuda a reducir la hinchazón y a calmar la irritación de las picaduras de insectos. Para aumentar sus efectos, aplícalo bien frío, cuantas veces sea necesario.

La CEBOLLA, un recurso muy util
Tanto si la picadura es de mosquito como si es de abeja, a la menor señal  de picor o enrojecimiento, coloca una fina rodaja de cebolla sobre la zona de la piel inflamada o bien aplica un poco del jugo de este bulbo con un algodón.Si no tienes cebolla a la mano,  pasa suavemente por la piel una rodaja de limón o un diente de ajo partido por la mitad.

MENTA, en tu botiquín de primeros auxilios
Muchos de los bálsamos que se aplican para aliviar el escozor de una picadura contienen mentol, uno de  los activos más importantes de la menta. La mejor forma de aprovechar sus propiedades utilizando el aceite esencial de esta planta. Esta loción anestesiante actúa sobre las terminaciones nerviosas que general el dolor, haciendo que la señal de escozor quede atenuada. Comprueba sus efectos diluyendo 1-2 gotas de esta esencia en una cucharadita de aceite de caléndula y extiende sobre cada uno de los granitos. Otra opción a tu alcance es aplicar un cataplasma de hojas de mentas chafadas o la infusión concentrada de esta planta.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios