Gracias por su visita.

22 de marzo de 2016

AYUDAS PARA PREVENIR LA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER


En esta entrada te estuve comentando sobre las 25 señales y síntomas de la enfermedad de Alzheimer y te permitió comprender que tan implacable es dicha enfermedad.

Hay una idea falsa muy generalizada en torno a que el Alzheimer destruye solamente la memoria y deja otros niveles cognitivos intactos.

En realidad la degradación del cerebro es en todos los niveles, ya que así como destruye la memoria, también fulmina la personalidad, las habilidades motrices y las funciones sociales.

El Alzheimer aniquila a la persona de forma lenta, sistemática y totalmente, es un viaje cuesta abajo.

Es una situación por demás horrible para la persona que está luchando e igualmente de dura para sus seres queridos.

Nadie sabe exactamente qué causa la enfermedad de Alzheimer, pero es fácil comprender que hay tanto un componente genético como un componente del estilo de vida.

La buena noticia es que se pueden dar pasos importantes para mantener tu cerebro sano y fuerte en la vejez.
No hay ninguna garantía de que estarás protegido, pero ciertamente puedes reducir el riesgo.

Medidas probadas para prevenir la enfermedad de Alzheimer: Bases para una salud óptima.

1. actividad física: El ejercicio físico reduce el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer en un 50%, es una diferencia dramática!
Además, si ya ha comenzado el declive cognoscitivo, hacer ejercicio puede retrasar al progreso de la condición.
30 minutos de actividad que aumenten tu frecuencia cardíaca (o actividad aeróbica) 5 veces por semana, es algo factible de lograr.
Construir músculos fuertes ayuda a mantener la salud del cerebro también. Añadir 2-3 sesiones de ejercicios de resistencia como levantamiento de pesas no sólo aumenta la masa del músculo masa, también fortalece tu cerebro.

Ejercicios o actividades que aumentan el equilibrio y la coordinación como el tai-chi, yoga, qi gong o el paddle, ayudan a tu cerebro a desarrollar nuevas conexiones neurales, a fortalecer tu cuerpo e incluso prevenir lesiones en la cabeza.
Que también contribuyen a desarrollar la enfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia senil.
A la edad que tienes, tu tiempo es tuyo y deberías usarlo para cuidarte de ti mismo, antes que cualquier otro compromiso.

2. Mente activa: Es lógico que ejercitar el cerebro puede ayudar a mantenerlo más fuerte y más activo con la edad.Aprender algo nuevo, practicar un pasatiempo nuevo o probar juegos de estrategia, rompecabezas, acertijos o juegos de memoria.
Son acciones que favorecen la creación de neuronas, así, vale más prevenir la enfermedad de Alzheimer…que caer en su presa, ya que como bien sabes, no hay cura.
Hacer la rutina de una manera diferente, es decir, tomar una ruta distinta para ir por ejemplo a la tienda de comestibles, tratar de escribir con la otra mano o reorganizar la cocina.
Hacer algo de forma distinta a lo acostumbrado presiona tu cerebro para crear nuevas redes neurales.
Proceder de esta forma te permitirá prevenir la enfermedad de Alzheimer

3. Vida social activa: Las investigaciones han demostrado que cuanto más te conectas con personas de tu grupo social y a otras personas, es más probable que se fortalezca tu memoria y los procesos cognitivos se beneficien. Es fácil con la edad convertirse en una persona socialmente aislada, procura cultivar así como mantener relaciones y amistades sanas.
Si tus conexiones sociales son débiles, entonces es hora de construir una vida social más activa.
Por ejemplo, puedes servir de voluntario, tomar clases nocturnas, unirte a un club o grupo social, visitar un centro de comunidad o un lugar donde se reúnan personas de tu misma edad, salir a caminar, incluso un trabajo a tiempo parcial que te entretenga y divierta.
No lo hagas pensando en dinero, hazlo pensando en tu salud mental.

4. Dieta: El alzheimer está estrechamente vinculado a la enfermedad cardíaca, de tal modo que si adoptas una dieta saludable para el corazón también te ayudará a prevenir la enfermedad de Alzheimer a largo plazo.
También está muy vinculada a la diabetes, por lo que una gestión saludable del azúcar en la sangre es clave para mantener tu cerebro funcionando en forma óptima.
 Come grasas y aceites variados, de gran calidad como el aceite de oliva, aceite de pescado, aceite de coco y aguacates.
Disminuye la cantidad de carnes grasas o procesadas, especialmente las que incluyen grasas trans.
Aumenta la cantidad de verduras y frutas que comes todos los días, especialmente las verduras y frutas de tono oscuro o ricamente pigmentadas como arándanos, granada, remolachas, zanahorias, frambuesas, sauco y zarzamora.

Minimiza los dulces, galletas así como los panes en la dieta. La enfermedad de Alzheimer está estrechamente relacionada con la diabetes e involucra resistencia a la insulina en el cerebro, así que es importante mantener niveles saludables de azúcar en la sangre.
A medida que envejecemos es mejor para la salud cerebral comer pequeñas cantidades con regularidad, 4-5 comidas pequeñas cada día es mejor que 2-3 más grandes.
Una taza diaria de té verde también se ha demostrado que tiene propiedades para reducir el riesgo y promover la salud cerebral.

5. Sueño saludable: El sueño puede ser un problema con la edad, así que es importante crear un ambiente de buen sueño.
Asegúrate de practicar la higiene del sueño al dormir en una habitación totalmente oscura, sin ruido y un horario de sueño regular.
La persona promedio necesita 8 horas de sueño para obtener la máxima creatividad y productividad.
Si tienes problemas de sueño, podrías usar suplementos de melatonina para poder dormir, pero ya te digo, no me gustan los suplementos.

6. Niveles sanos de estrés: Definitivamente que la vida tiene retos, lo preocupante es cuando nunca has solucionado ninguno de ellos.
Los niveles excesivamente altos de estrés crean cambios en el cuerpo que terminan por afectar la mente.

Respirar bien: El estrés reduce la cantidad de oxígeno en el cerebro, practica la respiración profunda durante unos minutos un par de veces al día, puede ayudar a reoxigenar y revitalizar tu cerebro.

Además, el yoga y otras disciplinas te pueden ayudar a controlar el estrés.

La población de los países desarrollados esta envejeciendo. En esa misma medida las tasas por enfermedad de Alzheimer están aumentando.

Protege tu cerebro y adopta un estilo de vida anti-Alzheimer, literalmente nunca es demasiado tarde para hacer un cambio positivo, aún y cuando solo sea un simple paseo diario, puede marcar la diferencia en tu salud.

Siempre hay algo que puedes hacer para fortalecer tu salud, por ende tu bienestar, de tal forma que minimices los riesgo de padecer dicha enfermedad.

Puedes ralentizar o incluso prevenir la enfermedad de Alzheimer independientemente de si tienes antecedentes familiares de la enfermedad.

En la actualidad se están desarrollando suplementos y actividades específicas que pueden ser útiles para alejar el fantasma de la enfermedad de Alzheimer de tu vida.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios