Gracias por su visita.

19 de febrero de 2016

UTILICE EL YOGA PARA FORTALECER LA MENTE Y EL CUERPO DURANTE EL EMBARAZO


Con esta práctica, se fortalece el piso pélvico y se controlan la ansiedad, los dolores de espalda, la ansiedad y los calambres.

Todas las gestantes desean un embarazo perfecto. Buscan una sana alimentación, se asesoran de los mejores especialistas y luchan por evitar complicaciones durante esta etapa. Sin embargo, muchas descuidan su parte mental y física, áreas fundamentales en el trabajo de parto.

Para ninguna es un secreto que el yoga es una ciencia que ayuda a la relajación y, de igual manera, al fortalecimiento de abdomen, aductores y perineo, músculos fundamentales durante el nacimiento del bebé.

He ahí, pues, la importancia de que las gestantes tengan presente el yoga dentro de sus cuidados y planes.

Una especialista en yoga de maternas de Annandha Yoga Center, explica que una de las razones por las cuales la mayoría de mujeres presentan debilidad en la pared vaginal después del parto es porque no saben fortificar el perineo, razón por la cual se debe hacer yoga, con frecuencia antes y durante la gestación.

“Hay que tener en cuenta que el yoga está contraindicado, únicamente, para mamás con embarazo de alto riesgo. De resto, todas las mamás e incluso hasta el día del parto pueden practicarlo, ya que esto ayudará a llegar más tranquilas y preparadas para ese gran día”.

Las mujeres que practican yoga pueden beneficiarse así: sus músculos del piso pélvico se verán fortalecidos, los dolores de espalda, la ansiedad y los calambres serán más llevaderos, la sintomatología se aliviana y se recuperará fácilmente después del parto, ya que sus músculos estarán más tonificados y regresarán rápidamente a su posición.

Sin duda, una de las más importantes ventajas de la práctica de esta ciencia durante la gestación es la relajación.

“La mujer en embarazo produce una hormona que se llama relactina, que hace posible que ella asuma los problemas de una manera más relajada. Incluso, será benéfico para el bebé, quien será un ser más tranquilo y paciente y menos ansioso”, concluye la especialista.


Así que, manos a la obra. Dedique un tiempo al yoga. Su bebé se lo agradecerá.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios