Gracias por su visita.

7 de febrero de 2016

REMEDIOS CASEROS PARA EL HERPES


El herpes es un problema que se da como consecuencia de una infección y se puede tratar con unos remedios caseros para el herpes tal y como podremos ver a continuación.
Como siempre todos ellos son soluciones naturales, ya que una vez más son lo mejor para tratar este tipo de afecciones de la piel.

Aceite del árbol del té
Para el herpes el árbol del té es uno de los tratamientos naturales más conocidos y tan solo se trata de mojar un algodón con unas gotitas de aceite de árbol del té y pasarlo con cuidado en la zona afectada por el herpes.

Miel
Tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias y es una buena solución para tratar de manera natural el herpes.
Primero se lava bien la zona del herpes y después aplicamos un poco de miel natural de abeja en la zona afectada, algo que se puede hacer unas 3 o 4 veces al día.

Diente de león
Planta que siempre se ha utilizado con éxito para curar el herpes de manera natural ya que hace que las ampollas se curen más rápido y además nos ayuda a eliminar las molestias que produce el herpes.
Se elabora una buena infusión cargada con unas cuantas hojas de diente de león y cuando esté tibia la aplicamos usando compresas en la zona afectada.
Además es recomendable beber diariamente 3 tazas de esta infusión para acelerar el proceso de curación del herpes.

Hammamelis
Esta planta que tiene sus orígenes en Oriente se puede conseguir fácilmente en las tiendas de dietética o herbolarios.
Se aplica en el herpes y comenzaremos a notar mejoría enseguida y especialmente efectivo en el herpes labial.

Melisa
Tiene polifenoles y propiedades analgésicas y antiespasmódicas que ayudan mucho contra el herpes.
Elaboramos una infusión de manera que veamos que el agua queda bien manchada o lo que es lo mismo, hacemos que le infusión esté bien cargada de melisa y cuando esté tibia la aplicamos en la zona afectada varias veces al día.
También es bueno beber la infusión cuando el herpes va acompañado de cierto malestar o de otros síntomas como la fiebre.

Aloe vera
Aplicar el gel del aloe vera o sábila directamente en las zonas con herpes es otro buen remedio natural para acabar con él y notaremos un rápido alivio de las molestias que produce este.

Uña de gato
A excepción de aplicarse en las mujeres embarazadas, es muy bueno para tratar de manera natural el herpes ya que es un poderosos antiinflamatorio y antiviral.
Para aplicarlo elaboraremos una infusión bien cargada con uña de gato y con la ayuda de una compresa o algodón lo aplicamos en las zonas afectadas por el herpes.
También es bueno para potenciar aún más los efectos de la uña de gato, beber las infusiones.

Sal
Poner unos pocos granos de sal en la zona del herpes puede ser tan picante como efectivo para curar el herpes de manera natural.
Por supuesto debemos de esperar a que piquen y aguantar unos minutos. Si pica es buena señal ya que el virus está siendo atacado.

Bicarbonato con tomate
La mezcla de la pulpa de un tomate con una cucharada de bicarbonato de sodio es bueno para curar el herpes.
Se forma una pasta homogénea que aplicaremos un par de veces al día para ir mejorando el herpes.

Recomendaciones
Lo alimentos que deberíamos comer en abundancia cuando tenemos un herpes sea del tipo que sea son los alimentos ricos en lisina.

Los alimentos que con ricos en lisina son los espárragos, las lentejas y los frijoles, la quinoa, los berros, el amaranto y las nueces de la india.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios