Gracias por su visita.

5 de febrero de 2016

DIETA PARA QUIENES SUFREN DE DOLENCIAS EN LAS ARTICULACIONES


La inflamación de las articulaciones es una dolencia tan antigua como el hombre.

Los diversos tipos de artritis, ya sea úrica, reumática o de origen inmunológico o incluso infeccioso, suelen cronificarse.

Los episodios de dolor agudo y persistente pueden llegar a resultar incapacitantes para llevar una vida normal.

 El papel de la alimentación

Además del tratamiento de los síntomas, el cuidado en la alimentación puede ayudar a paliarlos.
Por ejemplo, se ha comprobado en en los casos de gota, los síntomas disminuyen con la escasez de alimentos, por tanto, la primera consideración pasaría por la reducción de la cantidad de alimentos buscando una alimentación moderada.

Para ello deben mantenerse unos horarios rigurosos en las comidas.
Procurar buscar entretenimientos para distraerse y no pensar en comida entre horas.
Excluir productos cárnicos para eliminar las nocivas purinas de la dieta.
La dieta estaría basada en ensaladas, frutos secos, cereales, fruta fresca, legumbre moderada.
Comer diariamente algunos de estos alimentos: apio, cebolla, pimiento rojo, puerro y tomate.
Reducir el nivel de ácido úrico en sangre mediante el consumo de alimentos con propiedades diuréticas como alcachofa, fresa, higo, limón, naranja, pera, melón y sandía.

Así mismo se recomienda realizar curas periódicas de eliminación comiendo exclusivamente un día elegido los siguientes alimentos: limón, zanahoria, pepino, ajo.

Infusión para la artritis
Mezclar en un tarro a partes iguales las siguientes hierbas: abedul, cola de caballo, estigmas de maíz y ortiga.
Preparar infusiones con una cucharadita de la mezcla por taza de agua.


Posología: dos tazas al día en las comidas pudiendo aumentarse hasta un máximo de seis en episodios agudos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios