Gracias por su visita.

9 de febrero de 2016

CONSEJOS SOBRE EL USO DE LAS REDES SOCIALES


Estos consejos, que se basan en investigaciones recientes, ayudarán a los adolescentes que frecuentan las redes sociales a divertirse y mantenerse a salvo en la red.

Sé tú mismo. No permitas que nadie te presione para que seas alguien que no eres. Conoce tus limitaciones. Aunque creas que lo sabes todo de la red, la gente y las relaciones cambian y en Internet pueden suceder cosas inesperadas.

Sé buena persona online. Trata a la gente como te gustaría que te traten a ti. La gente antipática o agresiva online se arriesga más a sufrir acoso escolar o de otro tipo. Si alguien se porta mal contigo, intenta no responder ni vengarte, y habla con un adulto en quien confíes o con un amigo que te pueda ayudar. Usa las herramientas de privacidad para bloquear a las personas ofensivas.

Piensa sobre lo que vas a publicar. Compartir fotos provocativas o detalles íntimos online, aunque sea en un mensaje de correo electrónico privado, puede traerte problemas más adelante. Personas que ahora consideras tus amigos podrían usar esta información contra ti si dejaran de serlo. Incluso con las opciones de privacidad activadas, la gente de tu lista de amigos puede copiar y pegar en otro sitio el contenido que publiques.

Las contraseñas son privadas. No reveles tu contraseña a nadie, ni siquiera a tus amigos. Las amistades cambian y no tendría ninguna gracia que otro se haga pasar por ti. Elige una contraseña que te sea fácil de recordar pero nadie más pueda adivinar. Un truco: crea una frase del tipo "Me fui del colegio de primaria en 2005" para extraer la contraseña "Mfdcdpe05".

Lee entre líneas. Puede que sea divertido conocer a otra gente para que sean tus amigos o enamorarte. Sin embargo, aunque hay gente maja, debes ser consciente de que hay otros que solo hacen ver que lo son porque están detrás de conseguir algo. Los mensajes halagadores o de apoyo podrían ocultar la intención de manipularte.

No hables de sexo con extraños. Sé prudente cuando te comuniques con gente que no conozcas personalmente, en especial si la conversación empieza a derivar hacia el sexo o los detalles físicos. No les des cuerda: sería desagradable convertirte en objetivo de un depredador. Si insisten, llama a la policía local.

Evita las citas en persona. La única forma en que alguien te puede hacer un daño físico es que estéis en el mismo sitio. Así pues, para estar totalmente a salvo, no te reúnas con nadie personalmente. Si no tienes más remedio que citarte con alguien a quien has "conocido" online, no vayas solo. Queda en un sitio público, díselo a tus padres o a algún adulto de confianza, y acude con tus amigos.


Utiliza el móvil con inteligencia. Todos estos consejos son aplicables tanto a los móviles como a los ordenadores. Ten cuidado respecto a quién le das tu número de teléfono y con cómo usas la tecnología GPS y otras para revelar tu ubicación física. También puede ser conveniente proteger el teléfono con una contraseña.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios