Gracias por su visita.

10 de febrero de 2016

AMAR LIBREMENTE Y SIN APEGOS


Acaso alguna vez te has preguntado: ¿Cómo puedo hacer para amar libremente y sin apegos?

No es fácil y para hacerlo necesitas llenar tu corazón de amor a ti mismo y a Dios.

Amarte mucho es el mejor camino para no ir por la vida mendigando cariño y siendo posesivo.

Ser muy espiritual te impide crear ataduras con lo material o las personas porque aceptas que todo es prestado.

Todo apego desnuda miedos ocultos a la carencia o a no ser feliz sin alguien o sin algo.

Por eso debes cifrar la felicidad en ti mismo, no fuera de ti hasta que puedas decir: “Te amo pero soy feliz sin ti”.

Medita con frecuencia y visualízate amando con libertad y soltando a los que dices querer.

Acepta la realidad de la impermanencia de todo:


Todo se pierde algún día menos tu espíritu y tu amor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios