Gracias por su visita.

20 de enero de 2016

SI QUIERE HIJOS EGOÍSTAS SOBREPROTEJA Y EDUQUE SIN DISCIPLINA


De seguro has escuchado a algunos padres quejarse así: “Mis hijos son bien exigentes y no valoran nada”.

Lo que no captan es que toda su vida se dedicaron a complacer los caprichos de esos hijos.

Incluso en un hogar adinerado cada hijo debería colaborar de algún modo en el arreglo de la casa.

Pero no, eso suena duro, y un niño mimado aprende pronto es a pedir, dar órdenes y no aportar.

En la China llaman “pequeños dragones” a estos niños malcriados, inconformes y exigentes.

Mimar en demasía es bien frecuente y casi todos los abuelos fallan en este campo: son expertos en malcriar.

¿Dónde están esos padres o abuelos que ponen límites? ¿Dónde están los que equilibran suavidad y dureza?


Si usted quiere hijos egoístas y desagradecidos ya conoce la fórmula: Sea complaciente, sobreproteja y eduque sin disciplina.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios