Gracias por su visita.

10 de enero de 2016

REMEDIOS NATURALES PARA COMBATIR LA HIPERTENSIÓN ARTERIAL



La hipertensión arterial supone tener unos valores iguales o superiores a 140 mm Hg de sistólica y/o  igual o superiores a 90 mm Hg de diastólica, y está asociada a un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

 Puesto que las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de enfermedad y de muerte en el mundo conviene tratarlas lo antes posible.

Presentamos los tres alimentos estrella que ayudan a reducirla, así como algunos remedios y consejos sencillos.

Posibles causas
 Aunque todavía no se han determinado todas las causas que podrían provocarlo, se ha demostrado que puede haber condicionantes genéticos y una gran influencia de los hábitos de vida:

Exceso de consumo de sal y alimentos salados
Obesidad
Estrés y sobrecargas emocionales
Sedentarismo
Consumo excesivo de alimentos con aminas (queso curado, cerveza y embutidos)

En muchos casos, especialmente cuando es sólo la mínima la que está alta, puede tener un origen renal. En este caso debemos cuidar nuestros riñones, llevar una dieta rica en frutas y verduras, así como en vitamina C.

Síntomas
 El problema de la hipertensión arterial es que en muchos casos no produce síntomas, lo cual puede ser un gran riesgo. Algunos de los síntomas que pueden tenerse son:
Cefaleas
Mareos
Dificultades respiratorias
Dolor en el pecho
Zumbidos en los oídos
Hemorragias nasales
Visión borrosa
Confusión
Sudor excesivo

 Si sufrimos algunos de estos síntomas o sospechamos que podemos tener hipertensión podemos acudir al médico lo antes posible.

Ajo
 El ajo es un alimento terapéutico excelente para muchas enfermedades, como ayudar a purificar la sangre o limpiar el intestino. En el caso de la hipertensión arterial, el ajo obra como vasodilatador de los capilares y arterias.
 Hay muchas personas que ya conocen sus beneficios y lo consumen crudo cada mañana. Para que sea más agradable podemos untarlo en una tostada de pan y añadirle un chorrito de aceite de oliva.

Otra opción es realizar la cura tibetana del ajo.
 Finalmente, para aquellas personas muy sensibles a su olor y sabor, también se puede comprar el aceite de ajo en cápsulas.

Limón
 El limón merece un destacado. A diferencia de los otros cítricos, a pesar de ser ácido tiene la propiedades de neutralizar ácidos una vez llega al estómago. Además, es un gran depurativo rico en vitamina C. En el caso de la hipertensión ayuda a eliminar la rigidez de los vasos sanguíneos, haciéndolos más suaves y flexibles. Por otro lado, el limón contiene mucha vitamina B, la cual ayuda a evitar la insuficiencias cardíacas.
 Podemos realizar una cura para potenciar sus beneficios. El primer día tomaremos el jugo de un limón con agua. El segundo día lo haremos con dos limones, el tercer día con tres, y así sucesivamente hasta llegar a doce limones. Entonces invertiremos el proceso y restaremos cada día un limón, hasta llegar de nuevo a uno. Y ahí acabaremos la cura

Alcachofa
 La alcachofa tiene propiedades diruréticas que permiten eliminar el exceso de líquidos del organismo, disminuyendo la tensión arterial. De hecho, se considera a la alcachofa como un remedio natural contra la hipertensión. Por otra parte esta planta contiene un alta concentración de potasio que, también reduciría la tensión arterial. Además, la alcachofa también nos ayuda a la digestión y es una gran protectora del hígado.
 Cuando sea su época recomendamos consumirla habitualmente, guisada o al horno. Fuera de temporada podemos recurrir a comprimidos o extractos naturales.

 Otros consejos
Realizar baños de brazos con agua caliente, y baños de pies con agua templada.
Si se toman diuréticos farmacéuticos es mejor también tomar potasio como suplemento o con alimentos (tomate, caldos, batidos de plátano…), ya que si no tendrá sensibilidad, nervios, etc.
Es importante hacer ejercicio. Recomendamos caminar enérgicamente, correr, hacer bicicleta o nadar entre 30 y 45 minutos al día, al menos tres veces por semana.

Hay suplementos que nos pueden ayudar: Coenzima Q10, Vitamina B5, Vitamina C y Vitamina E

Recomendamos evitar el café, jengibre, té, mate, regaliz y tabaco, que aumentan la presión si se toman habitualmente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios