Gracias por su visita.

11 de enero de 2016

COMO REDUCIR EL ÁCIDO ÚRICO DE FORMA NATURAL


¿Alguna vez has escuchado sobre el ácido úrico elevado?
Es posible que tu médico te lo haya diagnosticado a ti o algún familiar.
¿Qué podemos hacer?
La primera recomendación es seguir siempre el tratamiento que nos prescriba el médico.

 Después, podemos poner en práctica una serie de consejos. Estrategias básicas mediante las cuales mejorar nuestros hábitos de vida y nuestra salud en general. Se trata de acciones muy sencillas que puedes incluir en tu día a día para encontrarte mejor.

1. Beber agua de alcachofas
La alcachofa va a ser tu fiel aliada para reducir el ácido úrico. Puedes consumirla de la forma que desees: hervida, al horno, con un poco de aceite de oliva y vinagre… No importa. Como ya sabes, una de las formas más eficaces de bajar el ácido úrico es bebiendo mucho líquido. Así que una estrategia más efectiva a la hora de conseguirlo es mediante el agua que obtenemos de la cocción de las alcachofas. Lo ideal sería beber un litro al día, mezclada con el jugo de medio limón. Pero

¿Por qué este vegetal es tan beneficioso para el ácido úrico?
Por todas estas realidades:
Las alcachofas disponen de ácidos cafeico, linoleico y oleico.
¿Qué quiere decir esto?
Que nos ayudan a disolver las grasas de nuestro organismo, así como las purinas que ocasionan el ácido úrico elevado. Ejercen pues una acción limpiadora, muy beneficiosa también para reducir el nivel de colesterol en la sangre y regular la presión arterial.
La alcachofa, además, disminuye la presencia de azúcar en la sangre.
Es muy diurética, maravillosa pues para eliminar la retención de líquidos y para evitar que  el ácido úrico se acumule junto a otras  muchas toxinas presentes en nuestro organismo.
Tampoco olvides el “gran cóctel” de salud natural que nos ofrece: vitaminas A, B6, calcio, fósforo, magnesio, potasio, sodio,hierro…

2. Agua, manzanas y fresas después de tu almuerzo
¿Por qué tomar agua de manzana y fresas?
¿Y por qué justo después del almuerzo?
Gran parte de nuestro ácido úrico se genera durante la digestión. Ahí donde algunos alimentos hacen que no podamos digerir adecuadamente muchos de sus elementos, como es el caso de las purinas. Si durante nuestra digestión incluimos un jugo de manzana y fresas, lograremos que el ácido clorhídrico (HCl) alcalinice un poco mejor el proceso digestivo y neutralice los ácidos producidos durante la digestión, entre ellos el ácido úrico.
La manzana y las fresas estimulan durante la digestión la producción tanto de HCl como de bicarbonato, lo que permite que se reduzca el ácido úrico.
Pero ¿cómo lo hacemos? Muy fácil, no tienes más que hervir una manzana troceada en algo más de un vaso de agua (unos 250 ml). Añade 5 fresas bien limpias y deja que se cocine durante media hora. Después, filtra el contenido y bebe el agua resultante, unos 15 minutos después de tu almuerzo. Si lo haces 3 veces por semana, notarás los resultados en tus próximos análisis.

3.  Infusiones adecuadas
Las plantas medicinales también son excelentes mediadoras para reducir la presencia de ese ácido úrico elevado en nuestro cuerpo. Estas infusiones puedes encontrarlas fácilmente en tiendas naturales, e incluso en farmacias, como es el caso de la conocida “cola de caballo”. Te damos los datos a continuación:

Infusión de cola de caballo: ¿Por qué es tan saludable en caso de tener el ácido úrico alto? Básicamente porque es muy diurética, por lo que nos nos va a permitir eliminar muy efectivamente el ácido úrico gracias a su alto contenido en sales de potasio. Vale la pena tomar una tacita, o bien cada tarde, o cuando nos levantamos.

Infusión de diente de león: Te hemos hablado en numerosas ocasiones de los grandes beneficios del diente de león. Podríamos decir que es esa planta medicinal ya indispensable que siempre deberíamos tener en casa. Es una gran depurativa y, gracias a la producción de orina, iremos eliminando muy adecuadamente ese nivel elevado de ácido úrico. Evitaremos además su acumulación excesiva, que provoca la aparición de cristales de urato en las articulaciones y el consecuente dolor e inflamación. Ideal tomar entre 1 y 2 tazas al día.

4. Esos alimentos que debes eliminar de tu mesa
Los anteriores consejos no tendrán efecto si no eliminas de tu dieta, desde hoy mismo, todos esos alimentos que ocasionan la elevación del ácido úrico. Vale la pena que los tengas en cuenta:
El hígado, los riñones, el corazón y las vísceras de animales.
Las carnes rojas, como la ternera, el buey o el cordero.
Toda clase de embutidos, como es el caso de los chorizos, morcillas, salchichas…
Las lentejas y los garbanzos también son muy elevados en purinas. Mejor moderar su consumo.
Alimentos industriales como las clásicas sopas de sobre, congelados, precocinados, bollería industrial…
Bebidas alcohólicas, jugos de supermercado, bebidas con gas.

Mejor los empezamos a sustituir por los siguientes alimentos:
Verduras frescas, como calabaza, apio, zanahorias, cebollas…

Sustituye la carne roja por pechugas de pollo o pavo.

Consume toda clase de cítricos, son excelentes, así como los arándanos o las cerezas. Son muy medicinales en caso de ácido úrico elevado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios