Gracias por su visita.

5 de enero de 2016

COMO DEJAR DE SER EGOISTA CON EL ESPOSO


Uno de los mayores problemas a superar, la única certeza, por que el egoísmo no es más que una obstáculo que al no superarlo llevará al fracaso o a una vida infeliz, a la relación de parejas.

El egoísmo es un defecto, que es pernicioso a la salud de las relaciones de pareja. Es muy común entre los que no tienen un proyecto en común.

Claro que al comienzo o inicio de la relación pasa desapercibido, no advirtiendo ciertos síntomas o señales de alarma, que con el transcurso del tiempo florecen cuando una vez la pareja se establece, las cosas verdaderamente importantes salen a flote y es difícil cambiarlas.

Características particulares del egoísta:
-Son incapaces de renunciar a sus costumbres.
-No reparan en las necesidades ajenas
-No suelen recordar fechas
-No tienen atención con su pareja
-No valoran lo que piensan o le restan importancia a los hechos o preocupaciones
-Le cuesta compartir sus cosas y tiempo

La paciencia es fundamental para quien es víctima de este defecto. “Siempre hay que hablarlo y cuando ocurra alguna situación que dispare esa sensación hay que hacerla notar enseguida, ya que solamente haciéndole frente en el momento indicado se podrá dejar al egoísta en evidencia.

Esta persona debe entender lo que hace y darse cuenta que lo que hace va en perjuicio de la relación y pone en riesgo el futuro de la misma”. Comenta Maria Luz Crause.

Mantener un equilibrio de personalidad es importante para poder llevar a cabo una pareja. “Si esto no se logra y ninguno de los dos miembros está dispuesto a ceder, negociar y cambiar lo que daña a ambos, la relación no tiene sentido”, continúa diciendo Crause.

Consejos claves para no dar todo por perdido:
· La paciencia es primordial especialmente en quien sufre las consecuencias de una persona egoísta.
· Hay que saber si realmente se está enamorado y si el otro también lo está. Cuando surgen estos inconvenientes, una de las opciones para la falta de atenciones y compromiso es justamente el no estar del todo seguro de llevar a cabo una relación amorosa.
· En el momento en que ocurre algún hecho molesto, hay que hacerlo notar. Ocultarlo o dejarlo pasar solamente hace que la persona egoísta no note el daño que hace y seguirá creciendo este defecto hasta que se torne muy complejo poder erradicarlo de la relación.
· En el caso de que nada de esto haya dado resultado, lo que se aconseja es acudir a un terapeuta que pueda analizar en profundidad.
· Compartir en pareja momentos o buscar aquellos instantes para estar juntos. Conocerse el uno a otro es fundamental para ir perdiendo el miedo a la relación y poder dedicarse al otro y no tanto a uno mismo.

La comunicación es primordial competente a establecer diálogos sin reservas o represión de lo que se vive por el egoísta. Las relaciones interpersonales basadas en el amor propio son la base fundamental contra los egoístas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios