Gracias por su visita.

14 de diciembre de 2015

REMEDIOS CASEROS PARA CURAR EL DOLOR DE OÍDO


El dolor de oídos es muy común, sobre todo en los niños pequeños lo cual es un gran problema ya que a las madres les da mucho temor utilizar medicamentos para esta molestia, por eso te vamos a dar a conocer algunos remedios naturales que pueden contribuir a aliviar el dolor de una manera segura y sin el temor de los efectos secundarios.

El aceite de oliva: El aceite de oliva por ser un lubricante natural es muy bueno para aliviar el dolor de oído, pues permite eliminar cualquier tipo de infección que se encuentre en ellos. También ayuda a mejorar la sensación de zumbidos que en muchas oportunidades puede ocasionar mucho malestar. La forma de utilizarlo es muy sencilla, solamente se deben poner cuatro gotas de de aceite de oliva tibio en el oído; este procedimiento se puede hacer preferiblemente durante la noche dejándolo tapado con un algodón.

El ajo: Por su gran poder analgésico y antibiótico puede quitar el dolor de oídos rápidamente, con mayor razón si este es causado por una infección. El remedio con el ajo es muy sencillo de hacer, simplemente de debe saltear un ajo machacado en dos cucharadas de aceite de sésamo, luego se cuela y se filtra el aceite, cuando este completamente frío se colocan dos o tres gotas en el oído afectado.

La cebolla: La cebolla es antiséptica y antibacteriana, lo cual la hace muy eficaz para mejorar el dolor de oído con bastante rapidez. La forma de preparar el remedio casero con la cebolla es muy simple, solo tienes que picar una cebolla fresca y colocarla en un paño limpio, enseguida colocas este envoltorio sobre la oreja dejándolo actuar por lo menos cinco minutos. Se puede repetir varias veces al día.

El jengibre: El jengibre por sus propiedades anti-inflamatorias puede llegar a ser muy útil en el caso de padecer una infección de oídos. Es también un analgésico muy efectivo, por lo tanto no hay que dudar para probar este gran remedio casero en caso de que alguien de tu familia o tu mismo presenten un fuerte dolor de oído. La forma de utilizar el jengibre para desinflamar y quitar el dolor  es muy simple, sólo tienes que colocar en el oído unas tres gotas de jugo y colocar un algodón, en pocos minutos comenzaras a sentir su efecto calmante.

El regaliz: La hierba de regaliz es muy conocida y es muy buena para tratar efectivamente el dolor de oídos. Para realizar un tratamiento para este caso solo tienes que calentar un poco de regaliz en dos cucharadas de mantequilla y formar una pasta, luego procede a aplicarla en la parte externa al rededor de la oreja, la pasta debe esta tibia, puedes dejarla hasta que sientas mejoría. Como puedes darte cuenta los remedios naturales para mejorar el dolor de oídos  son muy fáciles de realizar, además se hacen con productos que habitualmente tenemos en nuestra cocina, y simplemente al ser productos naturales no tienen efectos secundarios.

Como se ha advertido en otras oportunidad hay que tener cuidado de no hacer todos los remedios a la vez, simplemente escoges el que más te convenga, si ese no te da el resultado esperado puedes proceder a realizar otro de los remedios recomendados, en tal caso de que ninguno de estos remedios caseros te resulte efectivo debes acudir de inmediato donde el medico especialista, pues podría tratarse de algún problema mucho mas delicado que una simple inflamación, por lo tanto necesitaras un tratamiento especializado.


Nota: Consulte antes con su medico

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios