Gracias por su visita.

4 de diciembre de 2015

PAÍSES QUE ECHAN LA BASURA AL OCÉANO


China e Indonesia son probablemente las principales fuentes del plástico que termina en los océanos. Juntas, contribuyen más de un tercio de las botellas, bolsas y otros desperdicios de plástico en el mar.

Biólogos marinos y defensores de los océanos están cada vez más alarmados por el plástico en el mar que ensucian las costas y obstruye corrientes desde el Ártico hasta el Pacífico Sur.

Pero la cantidad y fuentes reales de esta contaminación son difíciles de determinar debido a que los hábitos de consumo y las prácticas de control de contaminación varían ampliamente en todo el mundo.

En un nuevo informe sobre la basura global, los investigadores en Estados Unidos y Australia calcularon el aporte de desperdicios de plástico en el mar de cada uno de 192 países, según datos de consumo e información sobre manejo de desperdicios de poblaciones costeras de todo el mundo.

EE.UU. se situó en el puesto 20 según sus estimados, responsable por menos de 1% de los desperdicios de plástico mal administrados.

Las personas que viven dentro de 50 kilómetros de la costa en estos países generaron un total de 275 millones de toneladas de desperdicios de plástico en 2010.

Una pequeña pero importante cantidad de estas, entre 4,8 millones y 12,7 millones de toneladas de botellas, bolsas, sorbetes, empaques y otros artículos desechos, terminaron en los océanos del mundo.

Si no se hace algo al respecto, la cantidad de basura plástica que contamina los mares se duplicará para 2025, alcanzando niveles “iguales a 10 bolsas llenas de plástico por 30 centímetros de la costa”.

Según los estimados, la población costera de China generó 8,82 millones de toneladas de basura plástica mal manejada en 2010, alrededor de 27,7% del total del mundo. De ello, entre 1,32 millones y 3,53 millones de toneladas terminaron como desechos marinos.

El Ministerio de Protección Ambiental de China no quiso comentar. Su Oficina Oceánica Estatal no respondió a pedidos de comentarios.

En los últimos años el gobierno había aumentado considerablemente la recolección y tratamiento de basuras en las ciudades. Los grandes supermercados han reducido su uso de bolsas de plástico o empezado a utilizar bolsas biodegradables.

Pero la rápida expansión de las ciudades ha superado esos esfuerzos. El gobierno chino había realizado un gran esfuerzo por tratar desechos domésticos, pero con la rápida urbanización, la capacidad para deshacerse de basura es insuficiente.

En Indonesia, el cuarto país más poblado del mundo, las personas que viven a lo largo de la costa generaron alrededor de 3,22 millones de toneladas de desperdicios de plástico en 2010, cerca de 10% del total. De eso, entre casi medio millón y 1,29 millones de toneladas terminaron como desperdicios marinos, estimaron los investigadores.


 NOTA: “EL MUNDO DEBERÍA ESTAR MAS PREOCUPADO POR ESTE TEMA”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios