Gracias por su visita.

30 de diciembre de 2015

LA CARNE ES BUENA O ES MALA PARA LA SALUD


Las personas que tienen un peso normal, pero una figura cuya grasa está concentrada en la barriga, corren mayor peligro de fallecer que una persona obesa.

Es la delicada conclusión de una reciente investigación médica realizada por profesionales de la prestigiosa Mayo Clinic, presentada públicamente en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología.

El análisis descubrió que en las personas estudiadas que tenían un índice de masa corporal normal, pero también obesidad central (o sea una proporción alta entre la cintura y la cadera), era mayor tanto el riesgo de muerte por motivos cardiovasculares como el debido a otras causas.

"Se sabía por investigaciones anteriores que la obesidad central no era buena, pero la novedad del presente estudio es la importancia de la distribución de la grasa, incluso entre las personas de peso normal", comenta el cardiólogo de Mayo Clinic.

"Este grupo tiene la tasa de muerte más alta, incluso mayor a la de quienes se consideran obesos según el índice de masa corporal . Desde la perspectiva de la salud pública, se trata de un descubrimiento importante".

Los casos de estudio se dividieron en tres categorías según el índice de masa corporal (normales: 18,5 a 24,9 kg/m2; gordos: 25,0 a 29,9 kg/m2; y obesos: más de 30 kg/m2), y en dos categorías según la proporción entre la cintura y la cadera (normal: menos de 0,85 para las mujeres; y menos de 0,90 para los hombres; alto: igual o más de 0,85 para las mujeres; e igual o más de 0,90 para los hombres).

El análisis se realizó ajustando la edad, sexo, raza, tabaquismo, hipertensión, diabetes, dislipidemia y valor basal del índice de masa corporal. Las personas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica o cáncer fueron excluidas del estudio.

El riesgo de muerte cardiovascular fue 2,75 veces mayor y el riesgo de fallecer debido a todas las demás causas fue 2,08 veces mayor entre las personas de peso normal y obesidad central, que entre quienes presentaban normalidad en el índice de masa corporal y en la proporción entre la cintura y la cadera.

"El alto riesgo de muerte podría vincularse con la mayor acumulación de grasa visceral de este grupo que se relaciona con la resistencia a la insulina y otros factores de riesgo, a la cantidad limitada de grasa presente en las caderas y piernas que se supone ofrece efectos protectores, y a la cantidad relativamente escasa de masa muscular".

Hoy en día, muchas personas conocen su índice de masa corporal, pero es importante que también sepan que tenerlo normal no necesariamente significa que el riesgo para enfermedades cardíacas sea bajo.

La ubicación de la grasa puede ser también importante y eso se determina fácilmente al medir la cadera y la cintura, aunque el peso corporal se encuentre dentro de límites normales, añadió el experto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios