Gracias por su visita.

24 de diciembre de 2015

COMO REFORZAR LA DIETA DEL ENFERMO DE CÁNCER


Lo dicen los médicos: los pacientes oncológicos que se alimentan adecuadamente responden mejor al tratamiento, disfrutan de una mayor calidad de vida y tienen más posibilidades de superar la enfermedad.

¿Estás perdiendo peso?
Añade NUECES al yogur
El riesgo de que una persona con cáncer presente desnutrición es muy alto. Para ganar peso y evitar que este factor dificulte la recuperación, conviene aumentar el consumo de alimentos energéticos, pero nutritivos, como los frutos secos. Las nueces, en concreto, son muy ricas en ácido elágico, un compuesto que favorece la destrucción de las células cancerígenas, intenta comer, a diario, un puñadito con el yogur.

Jugo de REMOLACHA
La remolacha no sólo ayuda a regenerar las células del hígado, el órgano más tocado por la quimioterapia, sino que también contribuye a frenar la proliferación de las células malignas y contiene nutrientes -ácido fólico, hierro, vitamina C, etc-que combaten la fatiga, previenen la anemia y refuerzan las defensas. Tomada en forma de zumo y a modo de aperetivo abre el apetito.

Impulso de energía con PAN integral con semillas
Los productos integrales-pan, arroz, pasta, etc.-son más nutritivos que sus equivalentes refinados porque tienen mayores dosis de vitaminas del grupo B. Este complejo vitamínico favorece la relajación y es esencial a la hora de convertir los nutrientes en energía. El pan integral con semillas-lino, sésamo, pipas-contienen, además, dos potentes anticancerígenos naturales, el selenio yla vitamina E. En caso de sequedad bucal, es muy buena idea mojar el pan en la leche, después de untarlo cn matequilla y azúcar. Si tienes diarrea, decántate por el pan blanco tostado.

Dulce de MEMBRILLO siempre en la nevera
Aparte de mejorar la diarrea y suministrar ese aporte extra de calorías que tanto se necesita, el dulce de membrillo asienta el estómago y alivia la acidez. Contribuye, además, a reponer el potasio que se elimina a través de los vómitos o las heces líquidas. Puedes comerlo con pan y queso fresco, añadirlo a la ensalada o mezclarlo con la cuajada. ¡Delicioso!.

PREVENCIÓN DEL CÁNCER: La clave en este caso es controlar los radicales libres, los culpables de procesos de envejecimiento y de la mutación de las células. Para ello, necesitamos enriquecer nuestra dieta con alimentos ricos en antioxidantes como la col, los frutos rojos (fresas, moras, frambuesas, arándanos...), el zumo de granada, el tomate y las setas entre otros.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios