Gracias por su visita.

15 de diciembre de 2015

COMO ALIVIAR EL EL DOLOR PÉLVICO


Hay un dolor que puede aquejar a muchas mujeres, que afecta la parte baja del abdomen y que suele estar relacionado con el periodo menstrual o las relaciones sexuales.

Se trata del dolor pélvico, una afección que puede ser tan incómoda como peligrosa. Conocer sus características podría ayudarnos a mejorar nuestra calidad de vida. Descubre más al respecto.

Informes del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver de EEUU (NICHD, por sus siglas en inglés), indican que el 15% de las mujeres en edad reproductiva asegura padecer dolor pélvico durante un período no menor de 6 meses. También se sabe que entre ellas, el 15% de las mujeres trabajadoras sufren dolores tan intensos que les impiden asistir a su empleo.
En nosotras, y de acuerdo con la Clínica Mayo, el dolor pélvico suele referirse a síntomas que surgen de los sistemas reproductivos, urinarios, o de fuentes muscoesqueléticas. Puede llegar a irradiarse a la zona lumbar, los glúteos y los muslos.
Dicho dolor puede ser constante o intermitente y, en algunos casos, solo se evidencia al orinar o durante las relaciones sexuales. La Clínica Mayo informa que es necesario consultar a un médico cuando la afección interrumpe las actividades cotidianas o empeora con el tiempo. Si es severo puede tratarse de una emergencia.
Aunque se desconoce la causa exacta del dolor pélvico, la institución mencionada advierte que está asociado a varios tipos de enfermedades y condiciones, en especial cuando es crónico. Si proviene del sistema reproductor, por ejemplo, podría estar relacionado con cólicos menstruales, cáncer de ovario, endometriosis y embarazo ectópico.
El tratamiento, según el portal de bienestar WebMD, varía dependiendo de la causa, la intensidad del dolor y la frecuencia. Puede requerir medicamentos, antibióticos o un procedimiento quirúrgico.
Si bien no son muchos los estudios que confirman la efectividad de los tratamientos alternativos contra el dolor pélvico, el NICHD sugiere las siguientes opciones, que podrían contribuir a aliviar las dolencias menstruales: suplementos de vitamina B1 o magnesio, acupuntura, acupresión y terapias de estimulación nerviosa. Recuerda contar con la opinión de un profesional de la salud antes de optar por una de ellas.
Según la institución antes mencionada, algunas enfermedades pélvicas relacionadas con este dolor, como la endometriosis y las adherencias pélvicas, se asociarían a la dificultad de quedar embarazada. Aparte, ciertos tratamientos contra el dolor pélvico podrían afectar la capacidad reproductiva.
Finalmente, el dolor pélvico puede afectarnos en términos emocionales. Según el NICHD, puede generar problemas de tipo sexual, depresión, ansiedad, trastornos del sueño y estrés.
Consulta con tu médico si sufres dolor pélvico, para encontrar la solución que mejor se adapte a tu caso.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios