Gracias por su visita.

10 de diciembre de 2015

COMO ALIMENTARSE BIEN PARA EVITAR LAS ENFERMEDADES


Nuestro cuerpo funciona como una máquina, la cual realiza una infinidad de acciones a lo largo de día, la cual es tan compleja que es difícil imaginarnos completamente su funcionamiento.

Los seres humanos tenemos un funcionamiento orgánico y físico complejo que todavía los médicos e investigadores no comprenden en su totalidad.

Del entorno en que vivimos debemos obtener sustancias que nuestras células requieren, para su regeneración y la producción de otros productos. Las sustancias que requerimos se obtienen en su mayoría de las veces de los alimentos consumidos.

Los alimentos son procesados a través del proceso digestivo permitiendo descomponer los mismos hasta partículas que pueden ser absorbidas, pasando a la sangre.

La alimentación de una persona es un factor vital en su salud, tanto siendo un factor protector o aportar sustancias nocivas.

Es fundamental tomar en cuenta esta situación para lograr que la alimentación ocupe un lugar destacado a la hora de elegir que productos consumir y en que condiciones. Los mismos aportarán sustancias que ingresarán a nuestro cuerpo, situación que no puede ser controlada luego de ser consumido.

Existen enfermedades que se vinculan directamente por contaminación de alimentos o sustancias que contienen y producen un daño sobre algunos órganos o tejidos. Existen numerosas posibilidades de intoxicaciones especialmente con alimentos en mal estado o que no sean bien procesados.

Para evitar enfermedades se debe llevar una alimentación saludable, existiendo múltiples recomendaciones que son fáciles de implementar. Algunas de ellas consisten:

Evitar los alimentos muy procesados, prefiriendo aquellos de origen natural.

Las huertas que utilicen abonos ecológicos y naturales son mejores opciones que las que utilizan pesticidas, que son sustancias químicas que aumentan la incidencia de algunos tipos de cáncer.

Disminuir los alimentos que tienen colorantes, saborizantes u otros productos químicos agregados. Es preferible que un alimento tenga un peor aspecto en lugar de que contenga una sustancia química extra para mejorar su apariencia.

Cultivar nuestras propias frutas y verduras es una excelente opción si disponemos del lugar y el tiempo para dedicarle a la tarea.

Aumentar el consumo de frutas y verduras que contienen sustancias antioxidantes, combatiendo los residuos propios del funcionamiento del organismo.

Cambiar la alimentación actual

Para las personas cambiar no resulta fácil nunca, este precepto nos permite comprender las dificultades que implican la modificación de hábitos completamente adquiridos, como es el caso de la alimentación. Por esta razón, se recomienda comenzar con modificaciones pequeñas de forma individual, para luego contagiar a nuestros entornos, tanto familia, amigos como compañeros de estudio o trabajo.

Tomar conciencia de cada cambio, por mínimo que parezca permite visualizar pequeños pasos logrados, que logran mayor motivación y van potenciando los resultados. Ir agregando productos naturales, preferir aquellos de cultivo ecológico, evitar los productos artificiales son primeras estrategias que posibilitarán un cambio mayor en el futuro cercano.

No hay que olvidar que lograr una alimentación más saludable permitirá que la persona tenga una mejor salud no sólo física sino de manera integral.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios