Gracias por su visita.

24 de noviembre de 2015

VERDADES Y MITOS SOBRE EL CABELLO


No hay dos mujeres con el cabello igual. Cada una tiene características y gustos especiales: liso, crespo, largo, muy corto, en capas, parejo, tinturado, natural, con canas…

Una melena larga, abundante y con brillo despierta la envidia de cualquier mujer. El tiempo, el estrés, los productos, el frecuente uso de la plancha y el secador hacen que conseguirlo sea una tarea casi imposible. Eso, sumado a la cantidad de mitos que existen. Perla Furman nos habla de la mejor manera de cuidarse el cabello.

1. Lavarse el pelo todos los días es malo.
NO. El pelo se lava según la necesidad de cada individuo. Hay gente que tiene el cabello graso y por eso debe lavarlo a diario. Otros, lo tienen muy seco y el lavado se hace menos frecuente. Existen personas que lo lavan una vez a la semana o incluso, cada quince días. Depende de la necesidad de cada uno y también de los productos que se usen.

2. No se puede tinturar en el embarazo.
FALSO. Realmente no hay evidencias científicas significativas que comprueben esto. Sin embargo, mi consejo personal como dermatóloga, médica y mamá es que lo mejor es esperar hasta después del tercer o cuarto mes para hacerlo. Acá ya se han formado los órganos del bebé. Incluso por la mamá, que está más sensible y las tinturas con los olores fuertes, los colorantes, químicos y amoníacos puede sentirse mal. Lo mejor es hacerlo a partir del cuarto mes y ojalá con productos más suaves. Con productos de origen vegetal.

3. Cortar las puntas hace que el pelo crezca.
FALSO. El cabello no crece por las puntas. El hecho de que los cortemos no hace que crezca más o más rápido. Lo que hay que estimular es el bulbo piloso (raíz), que es una estructura redondeado que nace en la unión de la dermis y la hipodermis (grasa debajo de la piel). Ahí está el folículo piloso, que es donde crece. Cortarlo no va a afectar su crecimiento. Sí lo hacen la salud, la buena nutrición del cuero cabelludo y la circulación.

4. El pelo envejece.
CIERTO. Sí se envejece, lo que pasa es que no es tan notorio como el proceso de envejecimiento de la piel de la cara. Con el paso de los años se va perdiendo la keratina, la proteína más importante presente en el cabello y eso hace que se vaya perdiendo su estructura, se vuelva frágil, delgado, seco opaco. Sí envejece, pero más lento.

5. Tinturarse más de tres veces al año es malo.
FALSO. Si la persona está sana, no tiene problemas de piel y no hay contraindicaciones médicas, no tiene ningún problema y puede usar la tintura las veces que lo necesite. Esto también depende del crecimiento del pelo, hay personas que les crece a ritmo acelerado y tienen que tinturarse al menos cada 20 días. Otras al mes o dos meses. La idea es usar productos inocuos (que no causen daño a la salud). Es una decisión personal.

6. No hay mujeres calvas.
FALSO. Sí las hay. La alopecia es un tema que también afecta a las mujeres, lo que pasa es que no les da la misma calvicie que vemos en los hombres. Ellos comienzan a presentar entradas a los 20 o 30 años y su pérdida de pelo se concentra de la región frontal hacia la coronilla. Es más severa y se puede dar por factores hereditarios, enfermedades, etc. En las mujeres es menos severa y depende de múltiples factores como alteraciones nutricionales, metabólicas, después de radioterapias, además de una predisposición genética.

7. Las canas son inevitables.
VERDADERO. Una vez aparecen las canas, éstas no se pueden evitar. Y si en su familia hay antecedentes, seguramente habrá más posibilidades de tenerlas. Con el paso del tiempo o por factores genéticos, los melanocitos que están en el bulbo (donde nace el pelo) dejan de producir melanina que es lo que le da el color al pelo. Una vez mueren estas células no hay nada que hacer, ese proceso es irreversible. Es más común en las personas de piel blanca, pues en ellas se presenta el proceso más rápido. Las canas no indican enfermedad y tampoco vejez en muchos casos, pues hay personas que desde los 20 años presentan cabello sin color.

8. El agua fría es mejor para el cabello.
VERDADERO Y FALSO. En realidad la temperatura ideal para lavar el cabello es a gusto de cada uno. La idea es que no sea ni muy fría ni muy caliente. Comenzar con agua tibia para retirar grasas e impurezas y terminar con fría para cerrar el folículo piloso puede ser una buena forma de hacerlo.

El lavado correcto
Siempre hay que usar los productos correctos para cada persona, es decir champú y ojalá que no solo limpie, sino que además ayuden a acondicionar el pelo.
Nunca usar jabones ni detergentes. Estos productos están hechos para otros propósitos y pueden desencadenar caspa o alergias.
Escoger un champú que no solo limpie, sino que además ayuden a acondicionar el pelo.
Usar un acondicionador, que deja el pelo más suave, peinable y evita el daño que se genera en la fibra capilar cuando se peina mojado.
Usar tratamientos. Esto es opcional. Si usted tiene un cabello tinturado o que tiene problemas de puntas abiertas, resequedad o frizz puede usar una crema que ayuda a disminuir los daños que causan el sol, el viento, la contaminación, planchas y secadores.
Es clave aplicarlo de medios a puntas
El enjuague es mejor hacerlo con agua más fría que caliente, para cerrar las fibras capilares. Recuerden: el calor abre y el frío cierra. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios