Gracias por su visita.

6 de noviembre de 2015

SIN PERDÓN NO HAY PRESENTE NI FUTURO


Una ley espiritual dice que "todo llega para el bien", incluso lo que vemos como "malo".

Llega para evolucionar espiritualmente y pulirnos en el aprendizaje exigente del amor.

Por eso vimos hace años a Christopher Reeve, Superman, aceptando en paz su parálisis total y su silla de ruedas y amando la vida.

También es impactante el caso del ciclista Lance Armstrong desahuciado en el año 1996. Tenía cáncer en el testículo, vientre, pulmones y cerebro. Se superó y ganó siete veces seguidas del Tour de Francia.

Otra ley espiritual dice que "todo se pasa". Creemos que el mal es eterno pero al final todo está bien.

Lo importante es no sucumbir y avanzar paso a paso, viviendo el ahora sin los azares del futuro y las cargas del ayer.

El amor efectivo pide un perdón generoso a nosotros mismos y a los demás. Sin perdón no hay presente ni futuro.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios