Gracias por su visita.

13 de noviembre de 2015

PENSAMIENTOS DE EPICTETO


No pretendas que las cosas ocurran como tú quieres. Desea, más bien, que se produzcan tal como son, y serás feliz. 

- ¿Quieres salir del grupo de los esclavos? Rompe tus cadenas internas y desecha el temor y los juicios. 

- Culpar a los demás de tus infortunios es andar errado; asumir tu responsabilidad te hace sabio. 

- El sabio participa en la política, pues es un delito no ayudar a los pobres y es cobardía ceder el paso a los corruptos. 

- El adulto yerra cuando enjuicia el hoy con el criterio del ayer. 

- Un barco no debe navegar con una sola ancla, ni la vida con una sola esperanza. 

- La felicidad no consiste en adquirir y gozar, sino en no desear nada, pues sólo así se es libre. 

- Si no tienes ganas de estar frustrado debido a tus deseos, desea sólo aquello que depende de ti. 

Así pensaba el filósofo griego Epicteto. Vivió como esclavo muchos años, fue liberado y murió en el año 135 d.C. 

El filósofo griego Epicteto decía que el sabio aprende a distinguir entre los bienes verdaderos y los aparentes.

Los bienes verdaderos son de orden espiritual y van unidos al amor, la belleza y la verdad.

Los bienes aparentes no son malos, pero son materiales y se pueden perder: Salud, riquezas, fama y posición social.

El sabio acalla sus deseos, no se resiste a la realidad y acepta las personas y los hechos tal como son.

En la misma línea de Buda, Epicteto reconoce que el sufrimiento nace del deseo y la no aceptación.

La aceptación evita que te desesperes, culpes o te culpes, reniegues o caigas en la frustración.

Sencillamente asume la realidad tal como es y sé consciente de que no puedes cambiar a nadie.


Sólo así estás en paz y disfrutas lo material dando prioridad a los asuntos del espíritu

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios