Gracias por su visita.

6 de noviembre de 2015

LA FORMA DE TOMAR DECISIONES DICE MUCHO SOBRE SU FELICIDAD


Los investigadores en piscología han estudiado cómo la gente toma decisiones y concluyeron que hay dos estilos básicos. A los “maximizadores” les gusta tomarse su tiempo y sopesar una amplia gama de opciones —algunas veces todas las posibilidades existentes— antes de elegir. Los “satisfactores” prefieren ser rápidos que minuciosos; elegir rápidamente la opción que cubre lo mínimo necesario.

“Los maximizadores son personas que quieren lo mejor de lo mejor. Los satisfactores son personas que quieren lo suficientemente bueno”, expresa un profesor de psicología en el Swarthmore College en Pensilvania y autor de The Paradox of Choice.

La mayoría de la gente se encuentra en la mitad. Una persona puede maximizar en algunas decisiones y satisfacerse con otras.

En un estudio publicado en 2006 en la revista académica Psychological Science, siguieron a 548 estudiantes universitarios de último año en busca de empleo en 11 escuelas por un periodo de ocho meses hasta el momento de su graduación.

Hallaron que los maximizadores obtuvieron mejores empleos. Sus salarios iniciales eran, en promedio, 20% más altos que los de los satisfactores, pero estaban menos satisfechos con sus empleos.

“El maximizador se jala los pelos porque no puede evaluar todas las opciones y dado el momento simplemente tuvo que elegir algo”. “Los maximizadores toman buenas decisiones y terminan sintiéndose mal por estas. Los satisfactores toman buenas decisiones y terminan sintiéndose bien”.

Los satisfactores también tienen estándares altos, pero son más felices que los maximizadores. Los maximizadores tienden a estar más deprimidos y a expresar menos satisfacción con su vida, halló la investigación.

Entre más edad tenga, menos propenso será a ser un maximizador, lo cual explica por qué los estudios muestran que la gente crece en felicidad a medida que avanza en años.

Una de las cosas que te enseña la vida es que lo ‘suficientemente bueno’ casi siempre es suficientemente bueno”. “Uno aprende que puede obtener satisfacción de resultados perfectamente maravillosos, aunque no sean perfectos”.

Se halló que los hombres no son ni más ni menos propensos que las mujeres a ser ya sea satisfactores o maximizadores. No ha investigado si la gente tiende a elegir parejas que tomen decisiones de manera similar u opuesta, o cómo toman decisiones con una pareja.

Las personas con estilos opuestos podrían tener más éxito juntas ya que se equilibran entre sí. Los estándares serán altos, pero se tomarán decisiones. “Si ambos son maximizadores, ninguno de los dos será capaz de renunciar a sus estándares”.


Si el maximizador se encuentra paralizado con su indecisión, podría ser mejor que el satisfactor elija. Muchas parejas opuestas descubren que es útil dejar que la persona con los estándares más altos decida, para evitar que el satisfactor elija algo que no cumple con los estándares del maximizador.


De cualquier forma, las parejas deberían conversar sobre la decisión y reducir juntos las posibilidades.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios