Gracias por su visita.

23 de noviembre de 2015

COMO QUITAR LOS PUNTOS NEGROS EN LA CARA


¿Tienes un cutis perfecto pero no te quitas de encima los puntos negros?

Te descubrimos unos trucos de belleza para que desaparezcan.

Los puntos negros no son más que obstrucciones en los poros que al entrar en contacto con el oxígeno se oxidan y producen lo que vemos como puntitos negros. Ahora que ya conoces el por qué de su aparición, puedes controlarlos y hacerlos desaparecer.

Cómo eliminar los puntos negros
Los puntos negros son algo complicados de eliminar por completo y es probable que más de una vez al año tengas que hacerte alguna limpieza de cutis.

Para eliminar los puntos negros, únicamente podemos atacarlos tras una ducha o un baño de vapor. Con papel desechable puesto en los dedos, apretamos y extraemos. Hay que tener mucho cuidado de que no se infecte y de no clavar las uñas en nuestra piel porque dejaríamos marcas.

Con el vapor los poros se abren y se puede sacar esa secreción sebácea que forma el punto negro, para cerrarlos lávate la cara con agua fría y evita así que se queden abiertos y puedan infectarse.

Para prevenir los puntos negros, lo ideal es que laves tu rostro con geles limpiadores que incluyan ácido salicílico, ya que consiguen quemar el exceso de sebo, y geles con ácidos alfa hidróxidos (AHA) que funcionan como exfoliantes.

Es cierto que en cosmética los productos no hacen milagros y es probable que no veas efectos de un día para otro. La clave es la constancia, es tu mejor truco de belleza para despedirte de los puntos negros.

Exfoliante de tomate: La sal gorda es un exfoliante superpoderoso, ideal para ablandar los puntos negros. Corta un tomate maduro por la mitad y se mójalo en la sal gorda. Frota el tomate por la nariz como si fuera un exfoliante normal. Te recomendamos que lo hagas por la noche para que no te dé el sol. Recuerda que los exfoliantes no deben aplicarse más de una vez a la semana. Retíralo con una toalla, aplícate tónico y crema hidratante.

Mascarilla de piña natural: Necesitas una cucharada de zumo de piña natural y una cucharada de miel. Sólo tienes que mezclar bien el zumo de piña con la miel hasta que se hagan una pasta compacta. Con un algodón aplícalo sobre tu rostro, haciendo hincapié en las zonas donde tus  puntos negros están abiertos. Tras dejarla actuar 15 minutos enjuaga tu piel con agua tibia.
Exfoliante de almendras o azúcar: Si quieres exfoliar tu piel y estás falta de ingredientes, te proponemos que prepares uno con almendras molidas o azúcar moreno y un yogur o aceite que sirva para deslizar el preparado sobre la piel. Frótate bien y así conseguirás arrastrar las impurezas de los puntos negros. El mecanismo es similar al que te hemos explicado con el tomate. Además si usas aceite tu piel se rehidratará.

Mascarilla de manzanilla: Necesitas un litro de infusión de manzanilla, un limón y azúcar. Cuando hierva la infusión en una cacerola colócate sobre ella y haz vahos con el vapor. Es otra forma súper eficaz para que tus puntos negros se abran. Tras varios minutos, utiliza la mezcla de zumo de limón y azúcar para exfoliarte. La mezcla debe estar unos 15 minutos en tu rostro.

Tiras caseras: Con un poco de polvo de gelatina y media taza de miel podemos hacer unas tiras para extraer los  puntos negros como las que se venden en farmacias. Derrite la miel al baño maría y mézclala con la gelatina. Enfríala y aplica sobre el rostro la mezcla. Una vez seco, retíralo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios