Gracias por su visita.

12 de noviembre de 2015

COMO ALIVIAR LOS CARTÍLAGOS DESGASTADOS


El cartílago se compone de tejido conectivo flexible que soporta estructuras sin peso, como la nariz, el pabellón auricular y las articulaciones, pero son susceptibles de una gran cantidad de lesiones, dependiendo la regeneración de los cartílagos en gran parte de la alimentación.

La importancia del Colágeno
Los esguinces, son las lesiones más habituales que sufren los cartílagos, siendo las articulaciones más afectadas, tobillos, rodillas, muñecas, codos y hombros, pero las quemaduras y otras heridas pueden dañar el cartílago, cuya regeneración dependerá de una alimentación adecuada que estimule su crecimiento.

Entre los nutrientes más importantes para su regeneración, se encuentra la “Lisina”, un aminoácido que ayuda la absorción de calcio y la producción de colágeno, como parte de la formación de los cartílagos, la piel y los tendones.

Una deficiencia de lisina puede retrasar el crecimiento y causar fatiga, pero también la recuperación de quemaduras, rasguños y daños en otros tejidos, también necesitan de lisina para estimular el proceso natural de curación.

Se recomendada un consumo de 12 mg por kilogramo de peso corporal de lisina.

Los alimentos ricos en lisina son las legumbres, la soja, la levadura de cerveza y los frutos secos.

La vitamina C es un antioxidante natural capaz de aumentar las defensas del cuerpo, también ayuda en la producción natural de colágeno y por lo tanto en la regeneración de tejidos conectivos, manteniendo el correcto funcionamiento de los vasos sanguíneos y el flujo de sangre oxigenada responsable de la curación.

La podemos encontrar en pimientos, tomates, mangos, ananá, hojas de nabo, repollo, frutillas y kiwi entre otros

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios