Gracias por su visita.

20 de octubre de 2015

TÚ EN MÍ Y YO EN TI


La gran mística española Teresa de Jesús vivía como un ser habitado por Dios. Sabía que Él moraba en su alma.

Esa maravillosa conciencia de unidad le daba paz y la llenaba de energía y de constante alegría.

En el fondo la santa española vivía lo que dijo Jesús: "El Reino de Dios está dentro de ustedes".

Por eso cree que una chispa divina se unió a tu cuerpo y que no tienes que acercarte a Dios porque eres parte de Él.

Pero no se trata de saberlo, sino de vivirlo, de aceptar que tú estás en Él y Él está siempre en ti.

Entonces, ¿qué te puede faltar? ¿Qué temes o qué te puede robar la paz del espíritu?

Cuando despiertes repite: "tú en mí y yo en ti"; dilo en el día y vuelve a decirlo antes de dormir.


Vívelo y podrás afirmar lo mismo que decía Santa teresa: "Quien a Dios tiene, nada le falta. Sólo Dios basta".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios