Gracias por su visita.

26 de octubre de 2015

SÁLVATE LA VIDA SI TIENES EMERGENCIAS AL NADAR


El doctor Stennes estaba nadando en el mar cuando de pronto lo arrastró la resaca. “No había salvavidas”, cuenta, “así que hice señas con la mano a la gente que estaba en la playa, pero ellos hicieron lo mismo.

Pensé: Tengo un problema. No soy muy buen nadador ni puedo luchar contra la corriente. ¿Qué voy a hacer?” Flotó durante unos minutos, y luego hizo justo lo que recomiendan los expertos: nadó lentamente en dirección paralela a la playa hasta que salió de la corriente.

Uno se da cuenta de que está atrapado en la resaca cuando se siente arrastrado mar adentro. La reacción natural es nadar hacia la playa, pero es muy difícil luchar contra la resaca. Por suerte, estas corrientes suelen ser estrechas, así que, para salir de ellas, sólo tienes que nadar en dirección paralela a la playa, en un sentido u otro.

Si estás nadando en aguas profundas, toma una bocanada de aire, ponte de espaldas y flota. Si te da un calambre (por lo general en la pantorrilla), flota boca abajo, agárrate los dedos de los pies y tira de ellos hacia ti para estirar la pantorrilla hasta que el dolor desaparezca. Si te da un cólico en el agua, ponte boca arriba, abre brazos y piernas y flota hasta que el dolor ceda un poco y puedas nadar de vuelta a la playa.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios