Gracias por su visita.

27 de octubre de 2015

SÁLVATE LA VIDA EN CASO DE TENER UNA HEMORRAGIA INTENSA


Sangrar a chorros asusta mucho pero debes guardar la calma. Olvídate de los torniquetes. Utiliza la mano, un trapo limpio, toallas de papel, un pañuelo o cualquier tela que encuentres, y comprime la herida hasta que la hemorragia se detenga. En la actualidad los torniquetes ya casi no se usan en primeros auxilios. “Si tienes un corte en el muslo y aplicas presión sobre él, cierras sólo el vaso sanguíneo roto, pero si te pones un torniquete, obstruirás venas y arterias de toda la pierna”, explica la doctora. “Podrías perder el pie”.

El torniquete debe usarse únicamente cuando se tiene la certeza de que toda la parte por debajo de la herida ya no puede salvarse: por ejemplo, si el accidente causó la mutilación de un dedo, brazo o pierna.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios