Gracias por su visita.

29 de octubre de 2015

PERDONATE Y PERDONA


Castigarte a ti mismo por tus errores, no servirá de nada, no los borrará. Si estas enojado y decepcionado contigo mismo por una oportunidad perdida, o un día perdido, no lograrás nada positivo.

En cambio, si puedes comenzar por perdonarte a tí mismo, y liberarte de los errores del pasado, podrás perdonarte a ti mismo, aprender de tus errores, y dirigir tu atención a lo que puedes hacer en este momento.

Elige ser más decidido, más comprometido, y más centrado en lugar de estar enojado. Transforma la energía de la decepción y pasa a la acción para alcanzar tus metas.

Cualquier cosa que haya ocurrido o dejado de ocurrir en el pasado, estas a tiempo de corregirla. Y tu puedes comenzar a trabajar en ello en este mismo momento.

No tienes que permitir que una experiencia decepcionante se convierta en un impulso negativo. Tu tienes el poder de elegir el camino positivo, el camino de Dios, y solo debes tomar la decisión de hacerlo.

Mira hacia el futuro, e imagina lo mejor. Deja los remordimientos del pasado y encuentra una nueva energía en la construcción de ese gran futuro. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios