Gracias por su visita.

28 de octubre de 2015

NADA TEMO PORQUE TÚ ESTÁS CONMIGO.


Padre amoroso hoy quiero liberar mis miedos, despedirlos para siempre y renovar mi fe.

Sé que no hay lugar para los temores cuando tengo una confianza firme en mí en ti.

Oro, decreto que todo va a estar bien en su justo momento y le digo adiós a las inseguridades.

Nunca estoy solo porque tú estás en mí y yo en ti. También creo que tus ángeles me acompañan siempre.

Contigo puedo mirar de frente, avanzar sereno, no estar dubitativo y abrazar lo desconocido.

Puedo remontarme a las alturas como las águilas y superar cualquier barrera que se interponga.

Me doy permiso para avanzar y recorrer otros caminos sin estar asediado por los temores.


En ti confío, Dios amado, tú eres mi escudo y mi fortaleza, nada temo porque tú estás conmigo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios