Gracias por su visita.

24 de octubre de 2015

GUÍA DE BELLEZA PARA LAS MUJERES MENORES DE 35


Prevención. Es la clave, las celebrities lo saben y por eso se empiezan a cuidar mucho antes de que el mal esté hecho. ¿De qué mal común estamos hablando? Celulitis, estrías, flacidez, caída del cabello... Todos esos aspectos que podemos empezar a tratar desde ya, antes de que sea demasiado tarde. Pero, ¿sabemos qué cuidados específicos necesitamos antes de los 35 años?

"Es fundamental cuidar el tipo y la cantidad de grasas que ingerimos". "Por ejemplo, tomar aceite de oliva, aguacate, aceitunas y frutos secos hará que el desarrollo de nuestros lípidos intervenga beneficiosamente en la piel y el cuero cabelludo, y por lo tanto evitaremos la caída del cabello y las temidas arrugas".

Cuantos más años cumplimos, más tarda el cuerpo en recuperarse y, lo peor, también se tarda más tiempo en ver los resultados. ¿Solución? Aumentar las jornadas de entrenamiento, tonificar y realizar ejercicio aérobico.

Prevenir es mejor que curar. Una buena hidratación, dosis de proteínas extra, una buena higiene diaria y tratamientos anti-caída serán nuestros aliados en cuestiones de cabello en el futuro.

Otro de los consejos nutricionales a tener en cuenta antes de cumplir los 35 años es que es imprescindible la ingesta de cinco raciones de frutas y verduras al día. No es la primera vez que oímos esta máxima pero, ¿por qué? "Son los alimentos más ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes y esto afecta directamente al envejecimiento celular de la piel y del cabello.

La importancia de ingerir alimentos integrales, sobre todo en los hidratos de carbono. "Son fundamentales por el aporte de hierro, vitaminas del grupo B y sobre todo por su alto contenido en fibra". "La fibra a estas edades viene muy bien para evitar futuras enfermedades intestinales e incluso cancer".

"También es muy importante el consumo de lácteos, sobre todo hasta los 21 o 25 años".  "La recomendación diaria es dos vasos de leche o cuatro yogures al día. Así evitaremos futuras enfermedades como la osteoporosis".

Y por último, "también es importante cuidar la calidad de las grasas que ingerimos. Debe ser lo más insaturada y saludable que se pueda, por ejemplo, el aceite de oliva, el aguacate, las aceitunas y los frutos secos son alimentos que intervienen beneficiosamente en el desarrollo de los lípidos  de la piel y del cuero cabelludo, con lo que evitaremos la caída del cabello y las temidas arrugas".

También se recomiendan tratamientos específicos para las chicas que se acercan (peligrosamente) a los 35. "Lo primero es aumentar un poco el tiempo de entrenamiento. Es decir, si haces deporte tres días a la semana debes hacer un día más, cuatro. Cada década que cumplimos el cuerpo tarda mucho más en recuperarse tras el ejercicio y lo peor, también se tarda más tiempo en ver los resultados".

"También es importante a estas edades realizar ejercicio aeróbico (correr, ir en bici...) ya que es una fuente de salud. Realizando este tipo de entrenamiento fortalecemos el corazón y trabajamos su resistencia". "Por la sociedad en la que vivimos y por el estrés que casi todos tenermos, ahora se dan más cosas de enfermedades del corazón en gente más joven. Por eso es muy importante fortalecer este músculo, tanto o más que cualquier otro".

La zona conflictiva de las mujeres es la cadera y los glúteos, además en torno a los 30 año es cuando comienzan a aparecer los primeros problemas de retención de líquidos, etc. Así que lo mejor es realizar de 15 a 20 minutos de ejercicios tonificadores específicos para esas zonas: sentadillas, elevaciones, zancadas... Además se pueden hacer en casa.

En resumen: ejercicio aeróbico, tonificación, aumentar un poco la rutina de entrenamiento y llevar una dieta saludable, estas son las claves para las menores de 35.

"A partir de los 20 años es importantísimo comenzar a cuidar la piel del rostro". "Los problemas que  suelen aparecer en los rostros de las veinteañeras suelen ser el acné, los puntos negros, piel grasa, deshidratación y, cada vez con más frecuencia, piel reactiva. A partir de los 25 años, si no se siguen buenas prácticas, el colágeno y la elasticidad empieza a deteriorarse y pueden ir apareciendo las primeras líneas de expresión. A esta edad hay que tener especial cuidado con el tabaco, el alcohol y la comida basura. Estos son los factores externos más habituales que pueden comenzar a echarte años encima.

La cosmética que recomiendo a partir de los 25 años es un buen protocolo de limpieza a base de leches limpiadoras, tónicos... Crema hidratante en función de las necesidades de cada piel y protección solar. Respecto a los tratamientos en cabina, recomienda: Estimulación proínica (para pieles con acné y tendencia a enrojecer, ya que reequilibra e hidrata la piel), peeling a base de algas (para tratar el acné, poro dilatado, cicatrices, manchas...) y tratamiento de oxígeno (especialmente indicado para pieles deshidratadas, asfixiadas, opacas y sin luz).

Sobre los 30 o 35 años la piel va perdiendo elasticidad y firmeza y aparecen los primeros signos de envejecimiento ( las conocidas patas de gallo, arruguitas en la frente...) "En esta época es normal encontrar pieles deshidratadas, manchas y ojeras".

"La cosmética que recomiendo entre los 30 y 35 años es un peeling una vez a la semana para estimular la renovación celular, usar siempre protector solar y sumar un plus a nuestra hidratante -es el momento de añadir elementos nuevos como el licopeno, resverastrol, coenzima Q10... que ralentizan el proceso degenerativo-. La vitamina C es otro aliado para evitar la deshidratación y las manchas y favorecer el desarrollo celular de la epidermis.

¿Y en cuanto a los cuidados del cuerpo? Normalmente a los 20 años los problemas que se suelen tener son de celulitis o estrías. "Recomiendo que se acostumbren a usar anticelulítico a diario y aplicarlo con un masaje ascendente. Para las estrías, recomienda que estén muy al tanto ya que hay que tratarlas en sus primeras fases, es decir, cuando aún están de color rojizo. Es ahí cuando se deben aplicar cremas con ácido retinoico", explica la experta. Los tratamientos que indica son: para tratar las estrías, Resurfacing -trabaja con radiofrecuencia monopolar- y para la celulitis, Cavitación -remodelación corporal con radiofrecuencia-.

Alrededor de los 30 a los 35 años ya se empiezan a apreciar más cambios en el cuerpo, muchos provocados por embarazos. "Respecto a la cosmética, es en esa franja de edad cuando suelo recomendar comenzar a usar cremas reafirmantes de pecho, así como cremas corporales reafirmantes y quizá, en función de las necesidades de cada mujer, alguna crema reductora para abdomen". "La retención de líquidos se convierte en una de las problemas más comunes".


Igual de importante es invertir en un buen champú y acondicionador. "Nuestra higiene diaria es muy importante y más cuando vamos cumpliendo años. Los champús más baratos del súper contienen siliconas y otros componentes que van deteriorando poco a poco el bulbo y, en consecuencia, nuestro cabello. Hay que invertir en buenos productos". También es fundamental antes de los 35 -y sobre todo si tienes un cabello fino- someterte a un tratamiento de prevención anti-caída. "En este caso es mucho más seguro prevenir que curar. Por ejemplo, se lo recomiendo a todas las chicas antes de quedarse embarazadas, ya que con el embarazo siempre se pierde bastante pelo".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios