Gracias por su visita.

3 de octubre de 2015

ENSEÑANZAS POR CAPÍTULOS DEL LIBRO EL PRINCIPITO



El principito se puede leer a manera de relato como un cuento más, o podemos realizar un profundo análisis del mismo, hondando en las enseñanzas y reflexiones que a cada uno nos puede brindar.

Enseñanzas por capítulo:

Capítulo I: Todos tenemos diferentes formas de ver las cosas

Capítulo II: Debemos valorar lo simple como lo hace un niño.
Debemos hacer el esfuerzo de ver más allá de lo evidente y ver a través de las cosas el misterio que esconden.

Capítulo III: Para saber a dónde vamos, es bueno saber de dónde venimos
No sirve de nada ir siempre recto si uno no sabe dónde va.

Capítulo IV: No podemos olvidar nuestra esencia de niño.
Es mas fácil comprender lo que se ve pero eso es solo una fachada. El interior no se puede ver.
Si uno quiere conocer algo o a alguien, se tiene que comprometer dedicándole tiempo y paciencia

Capítulo V: Aléjate del mal y del pecado con disciplina.
La semilla del mal se muestra constantemente en nuestra vida y es necesario desterrarla antes de que germine lo suficiente para hacer daño, “Es una cuestión de disciplina en la vida”.

Capítulo VI: Acostúmbrate a hacer pausas para reflexionar en la vida.

Capítulo VII: Muchas veces los adultos maltratamos a los niños.
Muestra lo torpe que pueden ser los adultos en el trato con los niños incluso, pudiendo llegar a ser hirientes.
El niño vive en un mundo diferente del de las personas mayores. Un mundo maravilloso en que puede pasarse en un instante de la risa al llanto y vuelta a reír. Por desgracia al envejecer se pierde esta espontaneidad y las risas y las lágrimas responden siempre a un acontecimiento perturbador concreto. De ahí, la torpeza de una persona mayor frente a un niño que llora.
Debemos recuperar el niño que todos llevamos dentro.

Capítulo VIII  Debemos cuidar a las personas que son especiales para cada uno.
Un amigo es una flor, una flor especial a la que se ama con sus virtudes y defectos. Son esas personas con las que uno crea lazos y una dependencia mutua.

Capítulo IX: El dolor al perder un ser querido
Nos damos cuenta tarde cuánto los queríamos y lo importantes que eran.
Nos lamentamos de caer en cuenta de ello tan tarde

Capítulo X
El rey: es sinónimo de autoridad. Pero tu no tienes por qué hacerle caso a nadie, no hay por qué cumplir lo que te ordenan, nadie tiene autoridad sobre ti por muy rey que sea, la última voluntad de hacer o no hacer algo es cosa de uno mismo. La autoridad de alguien dura lo que dure la sumisión de otros.
El Poder es algo Racional, porque solo se puede ordenar aquello que obviamente se haría de forma racional.

Capítulo XI
El vanidoso: representa la vanidad y el egoísmo del hombre, encarna el deseo de reconocimiento y admiración social.
La apariencia no es lo importante, no sirve para nada, no es realmente importante si estás solo, la vanidad es un defecto que todos tenemos
Queremos ser más y sentir que somos mejores, y eso ¿para qué te sirve?.

Capítulo XII
El borracho: simboliza la falta de fuerza de voluntad y superación humana.
El borracho bebe para olvidar que tiene vergüenza de beber.
Es un problema nos puede llevar a un callejón sin salida si no ponemos suficiente empeño en superarlo.

Capítulo XIII
El hombre de negocios representa la avaricia y la ambición económica que poseemos.
Ellos estan siempre ocupados contando las estrellas que piensan poseer; planean utilizarlas para comprar más estrellas, todo ello sin saber el nombre de éstas.
No tienen tiempo para sí ni para nadie, son esclavos del trabajo y no disfrutan de las cosas de la vida. No viven.

Capítulo XIV
El farolero: este personaje que hace lo que debe, encender un farol cuando empieza la noche y apagarlo cuando comienza el día, se gana el respeto y la amistad por eso
Su mundo es muy pequeño precisamente por esto.
Pierden la posibilidad de hacer lo que uno realmente quiere.

Capítulo XV Nos recuerda que a las personas que son especiales para cada uno, no son eternas, valoremos cada momento con ellas.
El geógrafo es el personaje sabio, inteligente y estudioso, que pasa todo el tiempo encerrado en su gabinete, elaborando mapas, pero jamás deja su escritorio para explorar.  Su mundo es mayor que el de los otros, por una vida más plena dedicada al conocimiento, pero cometiendo el error de no experimentar por sí mismo lo que puede ofrecerle esto.
La pasión laboral lo aísla del mundo. Puramente por interés profesional.

Capítulo XVI Nos muestra que la tierra esta llena de adultos sin sentido.
En la Tierra se encuentran juntos multitud de personas diferentes: cientos de reyes, miles de geógrafos, faroleros, vanidosos,  etc.

Capítulo XVII Vivamos siempre al máximo, no sabemos cuando nos llega la hora.
La muerte, es esa verdad,  es el único misterio que los hombres no pueden conocer hasta que nos llega la hora.
La muerte, efectivamente, suscita todos los enigmas; es algo sobre lo que todas las personas nos planteamos cosas....
Y, cuando al fin llega la hora de la muerte, todos los enigmas se resuelven, porque ya nada importa, ya no hay nada... La muerte acaba con todo y sólo importan a los vivos.

Capítulo XVIII Critica a los hombres que no tienen raíces y deambulan por la tierra.
Lo único que pasa en este capítulo es que el Principito se encuentra con una flor que critica a los hombres de que son soplados por el viento ya que no tienen raíces.

Capítulo XIX
El principito se encuentra con el eco de las montañas, y cree haber sido respondido por los hombres.

Capítulo XX Muchas veces creemos que son insignificante las cosas que valoramos, pero al domesticarlas las hacemos únicas y valiosas en el mundo
“Me creía rico con una flor única y resulta que no tengo más que una rosa ordinaria”
Vemos el inicio del proceso en que dejamos de lado nuestra infancia, para pasar a ser adultos y dejamos de verlo todo como un niño.
Todos adultos cuando miran hacia su infancia ven lo insignificante que ahora son esas cosas que antes los hacían felices y se dan cuenta que de tenerlo todo, pasan a no tener nada.

Capítulo XXI La amistad y las relaciones, son el verdadero sentido del ser humano.
Sólo con el corazón se puede ver bien. Lo esencial es invisible para los ojos.
«Domesticar» es «una cosa demasiado olvidada». Significa «crear lazos»..., convertir al otro en un ser único en el mundo. «Sólo se conocen las cosas que se domestican», pero esa profunda comprensión requiere tiempo, paciencia, esmero.
El amor de amistad es fuente también de vínculos morales, exige la entrega de la propia vida: estar dispuesto a morir por el amigo, ser responsable para siempre del bien que éste merece y del bien que él mismo es.
La clarividencia de este amor hace descubrir el valor de aquel a quien se ama, y su fecundidad hace que el amor mismo se convierta para él, también, en una fuente de valor

Capítulo XXII Marca los objetivos de la vida
Sólo los niños saben hacia donde van.

Capítulo XXIII (hace referencia a los tiempos acelerados del mundo actual)
Un vendedor de pastillas que quitaban el deseo de beber, con lo que se ganaban cincuenta y tres minutos, utilizables en lo que uno quisiera.

Capítulo XXIV El principito enseña lo valioso de la vida
Lo más importante es invisible.
Y llegar a sentir la satisfacción del deber cumplido.

Capítulo XXV Reflexiona sobre todo lo aprendido en la vida
Los hombres cultivan cinco mil rosas en un jardín y no encuentran lo que buscan.
-No lo encuentran nunca –
Lo que buscan podrían encontrarlo en una sola rosa o en un poco de agua... -Pero los ojos son ciegos. Hay que buscar con el corazón.

Capítulo XXVI Simboliza el fin de la niñez, que da paso a la adultez.
Este paso es una larga agonía, que debe hacerse para seguir con el curso normal de las cosas.
Pero esa infancia debe poder ser invocada, para que se pueda volver a presentar en cuerpo y  alma.

Capítulo XXVII Nos llama a rescatar dentro de cada uno de nosotros el alma de niño que alguna vez habitó nuestro cuerpo.


Recuerda que quien tiene hambre, frío y necesita ser consolado

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios