Gracias por su visita.

13 de octubre de 2015

CUAL ES LA VERDAD DE LAS GRASAS



Alguna grasa es sencial en la dieta
Las grasas contienen  una serie de nutrientes vitales, como es el caso de las vitaminas A, D y E. Una dieta demasiado baja en grasa puede hacer que tu piel luzca seca , opaca, y tu pelo débil. Por otra parte, aunque es cierto que las grasas tienen más calorías que los carbohidratos y las proteínas, también tardan más tiempo en digerirse que éstos por eso, las comidas que contienen grasas te ayudan a mantenerte satisfecha por más tiempo, contribuyendo de esta forma a que comas menos.

No todas las grasas son igualmente malas
La diferencia entre las grasas que son peligrosas para el corazón y las que no lo son proviene de una simple distinción química. Las moléculas de grasa que tienen un átomo de hidrógeno en cada sitio de unión disponible-como las encontradas en carnes, productos lácteos y ciertos aceites tropicales, como el aceite de coco y el de palma-son grasas saturadas, llamadas así porque los sitios de unón están saturados con hidrógeno. En cambio, las grasas a las que les falta uno o más pares de átomos de hidrógeno como es el caso del aceite de oliva y los ácidos grasos omega 3 encontrados en los pescados, son consideradas no saturadas y resultan beneficiosas par ala salud en muchos aspectos.

La grasa que más necesitas es la omega-3
Los estudios muestran que esta "grasa prodigiosa" puede disminuir el riesgo de enfermedades cardíacas, cáncer  e hipertensión. También fortalece el sisema inmunológico, mejora las funciones del cerebro, alivia la depresión y es buena para la piel. Para obtener sus beneficios, consume de 113 a 170 gr (4 a 6 oz) de tuna, salmón, sardina, 2 ó 3 veces por semana, o toma píldoras de aceite de pescado (Las píldoras con alta concentración  del aceite pueden ser difíciles de digerir).

Otros cambios dietéticos que debes hacer
Cambia tu aceite de cocinar por aceite de oliva, y elige aderezos de ensaladas preparados con este aceite o con aceite de linaza (que también es muy saludable).
Consume un poco de nueces. Las nueces también son ricas en grasas poliinsaturadas. Esparce algunas sobre tu ensalada y otros platos, o merienda un puñado de vez en cuando.
Come guisantes, lentejas y vegetales de color verde oscuro, como la espinaca, contienen la versión vegetal de las grasas Omega-3, además de otros valiosos nutrientes.
Evita los aceites hidrogenados o parcialmente hidrogenados: contienen los peligrosos ácidos grasos trans, que además de elevar el colesterol malo, también reducen el colesterol bueno.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios