Gracias por su visita.

15 de septiembre de 2015

¿POR QUE SE DA EL ÉXITO O EL FRACASO EN UNA PAREJA?


La autoestima influye en la elección de una pareja comprometida y armónica. En cualquier contexto formado por personas, el funcionamiento de la pareja depende de la autoestima de sus miembros. Y si nuestros pensamientos son negativos: son baja autoestima, entonces,  no te extrañe que atraigas a personas con los mismos problemas.

Una persona con un nivel de autoestima bajo, fácilmente encuentra el conflicto y lo atrae por su propia inseguridad.  Por ejemplo, si no consigues la atención del otro o el amor de alguien que deseas, creas una relación destructiva. 

Hasta puedes buscar relaciones adictivas o negativas, relaciones “prohibidas” con personas casadas.  Así se crea una relación sin salida; una obsesión, que no lleva a una verdadera relación de amor. Muchas veces este tipo de personalidades de baja autoestima se siente vacío cuando no tienen a alguien con quien pelear, ni discutir.

También la imaginación de esa persona ejerce mucha influencia en esta clase de obsesión. Pueden soñar con un hombre o mujer ideal, pero nunca se relacionan con nadie, no enfrentan una relación real, porque básicamente temen ser rechazados por la persona que desean.

Todas las personas tenemos en el interior sentimientos no resueltos, aunque no siempre seamos conscientes de ellos. Los sentimientos ocultos pueden ser un dolor o pena emocional no resuelta, enojo, depresión, etc...

Estos sentimientos pueden asumir muchas formas: odio a nosotros mismos, ataque de ansiedad, cambios de humor, culpas, reacciones exageradas, hipersensibilidad, encontrar el lado negativo en situaciones positivas o sentirse impotentes y autodestructivos.

La autoestima es importante porque es nuestra manera de percibirnos y valorarnos como así también moldea nuestras vidas. 


Una de las causas por las cuales las personas llegan a desvalorizarse, es por la comparación con los demás, destacando de éstos las virtudes en las que son superiores, por ejemplo: sienten que no llegan a los rendimientos que otros alcanzan; creen que su existencia no tiene una finalidad, un sentido y se sienten incapaces de otorgárselo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios