Gracias por su visita.

21 de septiembre de 2015

PIENSA EN LO RICO QUE ERES EN ESTE MOMENTO



Deténgase un momento a pensar lo rico que eres como persona. Luego, da un paso adelante para vivir y disfrutar de los beneficios que puedes obtener de toda esa inmensa riqueza que Dios te ha dado.

Piensa en que estás vivo y que eres consciente de que estás viviendo en un universo lleno de abundancia. Esto vale más de lo que puedas imaginar. No existen límites para todo lo que puedes hacer con toda esa riqueza.

Piensa en todo lo que puedes aprender, explorar, conocer, construir y crear con toda esa riqueza que Dios te ha dado.

Riqueza en amor, dinero, salud, familia, espíritu, amigos, trabajo, bienes materiales, conocimientos, inteligencia, habilidades, destrezas, sueños, recuerdos, etc.

Es posible que en un área de tu vida pudiera faltar algo de esa riqueza, pero esta se puede compensar en otras áreas para superar ese déficit. En cada problema o desafío puedes encontrar mucha riqueza y energía que ayudarán a que tu vida evolucione mas allá de lo que piensas.

Vivir con éxito es solo cuestión de apreciar y utilizar lo que tienes. Así que siente el inmenso poder y el valor de todo lo que tienes, antes de seguir adelante.

Reflexiona al respecto. Tu hoy eres una persona verdaderamente rica, y ya te has dado cuenta de ello.

Ahora que eres consciente debes disfrutar y sacar provecho de esa riqueza. No olvides darle gracias a Dios por ello.

Elige sentir y vivir tu propia riqueza y hazla crecer.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios