Gracias por su visita.

9 de septiembre de 2015

ENTE MÁS SOL SON MÁS INFIELES



El verano es la época del año en la que más infidelidades se cometen.

Está demostrado: igual que el clima influye en nuestro estado de ánimo lo hace también en nuestro apetito sexual.

El sol y las temperaturas agradables nos convierten en personas más sociables... y más infieles.

Como nos explica el sexólogo experto, al disponer de más horas de sol nos animamos a salir y se favorecen las relaciones con los demás.

Según la encuesta realizada por la web Romance Secreto el 37% de las personas encuestadas reconoce haber tenido una aventura en verano al menos una vez en su vida.

El principal motivo es la falta de coincidencia en las fechas de vacaciones de la pareja.

Mientras que uno trabaja, el que se encuentra ocioso entra en un estado de relax que propicia una subida del apetito sexual ya que no se ve afectado por el estrés del trabajo y de la rutina.

Además, como nos explica una psicoterapéuta, "las elevadas temperaturas aumentan la segregación de serotonina, la hormona que regula el deseo sexual".

La segunda estación más propicia del año, según los encuestados, es la primavera dónde impera el puro deseo por encima de otros factores. La melancolía del otoño, sin embargo, hace que no estemos muy dispuestos a acercarnos a otros individuos.

Precisamente, "estar a gusto con nuestro físico es fundamental para atraer a los demás y poder disfrutar de una noche de sexo placentero", afirma la experta en sexo. "Cuando nos encontramos física y anímicamente bien, el sexo se convierte en una experiencia inolvidable. Y para ello, debemos tomar los nutrientes necesarios".

Combina sabores potentes con otros más suaves, disfruta en pareja y ríndete a tu líbido.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios