Gracias por su visita.

25 de septiembre de 2015

COMO HACER HIDROTERAPIA SIN SALIR DE CASA


La hidroterapia es un tema en auge sobre todo desde que se han puesto tan de moda los spa y balnearios, pero sabes ¿qué es?, ¿qué beneficios aporta?, ¿qué tipos de masajes se pueden conseguir?

La hidroterapia es aquella forma de tratamiento físico ejercida por la acción térmica y mecánica del agua corriente en nuestro cuerpo generándonos efectos beneficiosos. En este sentido, gracias a este tipo de tratamiento podemos aliviar tensiones del estrés diario, revitalizar el organismo, mejorar la circulación sanguínea, relajar la musculatura, reducir los dolores artríticos, hidratar la piel, etc.

Además de estos beneficios son muy versátiles ya que se adaptan tanto en el diseño como en el tamaño a las necesidades de cualquier baño. En este sentido, se puede optar tanto por una cabina o ducha de hidromasaje si el espacio es reducido o por una bañera si es más amplio.

Normalmente, las cabinas y bañeras de hidroterapia suelen realizar tres tipos de masajes básicos, aunque pueden incorporar otras funciones como sauna, baños a vapor, cromoterapia, ducha escocesa, etc.

En este sentido, los masajes básicos que ofrecen son:

Constante: consiste en elegir una zona del cuerpo sobre la que se recibe una cantidad constante de agua. Se utiliza principalmente para aliviar tensiones o contracturas en la zona.

Linfático: están destinados a reactivar la circulación y se basan en la alternancia de chorros de agua con velocidad regulable y normalmente comienza de abajo a arriba.

Pulsante: es un tipo de masaje de reactivación y consiste en la proyección de agua con pulsos rápidos en una determinada zona.


Actualmente es posible a unos precios bastante asequibles gracias a los avances en duchas, cabinas y bañeras de hidromasaje que puedes instalar en tu casa.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios