Gracias por su visita.

4 de agosto de 2015

COSAS QUE LA GENTE QUE ES REALMENTE FELIZ NUNCA HACE


La felicidad no sólo influye en el éxito personal, sino también profesional, pues numerosas investigaciones han señalado que aquellos que se declaran serlo, son más productivos.

La felicidad es un concepto que puede diferir entre las personas tanto en su definición como en las causas que la generan. Lo cierto, es que un estado de ánimo así tiene una repercusión directa en el desempeño y actitud de la persona en sus distintos ámbitos de vida y de carrera. Pero, en general, se trata de un estado de ánimo que genera satisfacción por poseer un bien, una sensación de satisfacción y de gusto.

Por ejemplo, un estudio de la Universidad de Warwick del Reino Unido, señala que la productividad de una persona feliz puede incrementarse hasta 12%, según lo comprobaron en distintos experimentos. Además, también tiene un impacto en el relacionamiento social, pues una persona que sea feliz, suele ser más atractiva para tener como amiga o compañera en el ámbito laboral.

Además, una persona feliz también se caracteriza por tener una perspectiva más optimista de las situaciones lo que se traduce en que tiene la habilidad de encontrar soluciones eficientes a los problemas que se puedan presentar.

Lo cierto es que cada persona asume sus propias decisiones para lograr su felicidad. Pero lo cierto es que también comparten unas visiones sobre la vida particulares que les permite mantenerse en este estado. La felicidad es una actitud que se asume y que se caracteriza por estar agradecido con lo que se tiene así como no admitir sentimientos que dañen la tranquilidad, como el estrés o la impaciencia.

Así, ese camino puede ser escogido por cualquier persona y si usted quiere empezar también, tenga en cuenta este listado de las cosas que, por lo general, las personas felices definitivamente no hacen:

1.            Validación
Definitivamente ellos no necesitan que los demás les estén diciendo “eres bueno en lo que haces” o “eres muy bonita” para realmente saberlo, es decir, sólo les basta su propia validación. Esto implica que no están en una carrera permanente con las demás personas, sea con amigos o con colegas, porque reconocen que cada persona recorre su propio camino a su propio ritmo.
El respeto por sí mismos es lo que priorizan y nadie mejor que ellos mismos conocen sus fortalezas y debilidades. Además, esto también representa una pérdida de energía y de tiempo al estar pensando constantemente y preocupándose por lo que digan los demás.

2.            Resentimiento
Que se relaciona directamente con vivir en el pasado. Las personas felices son capaces de vivir sin él. Ya sea por decisiones erróneas que tomó o por situaciones que pasaron con otras personas, todo eso hace parte de una experiencia de aprendizaje. Revivir constantemente los sentimientos causados por esas situaciones puede afectar su estado de ánimo.
Dejar esto de lado permite que usted realmente se enfoque en su presente y en los sueños que desea alcanzar. Este es uno de los errores más comunes que tienen las personas y que les impide tener nuevas relaciones (tanto a nivel personal como profesional) porque sienten que van a volver a ser traicionados o no ser valorizados, como quisieran serlo.

3.            Actuar
Lo único que cae del cielo es la lluvia, así que las personas que se consideran felices saben que tienen que actuar y ponerse en acción para lograr lo que quieren. Pero un paso previo a esto, es el hecho de que establecen metas de vida y objetivos claros, con una ruta que saben que pueden tomar, teniendo un conocimiento de hasta donde son capaces de llegar.
Además son personas que no tienen excusas para las cosas, porque su misma visión de vida los lleva a buscar distintos caminos en caso de que el plan A les falle.

4.            Consumo
Quienes son felices, no se la pasan gastando dinero o comprando, simplemente para aumentar su sensación de felicidad. Reconocen que existen productos o servicios que les permite mejorar sus condiciones de vida, pero no se basan en ello para mantener una actitud positiva y de satisfacción. Por ejemplo, para ellos puede valer más una experiencia determinada que les genere recuerdos y puedan compartirla con las personas que más quieren.
Pero definitivamente no ponen “en pesos” el valor de su felicidad, porque saben que las situaciones y la actitud con la que respondan ante ellas es lo que realmente determina cuán contentos pueden llegar a estar.

5.            Miedo
Es uno de los peores enemigos, porque impide actuar y genera una alta incertidumbre sobre el futuro que se traduce en cerrar puertas de oportunidades. Entre las reglas que establecen las personas felices en su vida, el miedo es lo primero en lo que se concentran para eliminar, porque lo consideran como una alerta para analizar mejor las situaciones pero, no por ello, dejan de actuar. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios