Gracias por su visita.

4 de agosto de 2015

CÓMO LOGRAR UNA VOZ QUE TRANSMITA CARISMA


Científicos han analizado las voces de líderes empresariales y políticos para determinar las claves de un discurso potente

La voz de un ejecutivo puede ser una parte fundamental de lanzamientos de productos, reuniones de ventas y asambleas de accionistas.

Los científicos están estudiando el poder de la palabra oral, en busca de los secretos del carisma.

Al analizar las armonías del tono, la frecuencia y el timbre de la voz, investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) están descubriendo la forma en que los oradores carismáticos usan sus voces para dominar, entusiasmar e influenciar una audiencia de gran tamaño. Están encontrando que los políticos exitosos en países como Italia, Francia y Brasil, comparten cualidades vocales clave que afectan mucho la forma en que la gente responde a ellos, más allá del significado de las palabras que dicen o de las ideas que expresan.

En otro análisis de algunos prominentes líderes empresariales, los investigadores hallaron patrones carismáticos en los discursos del presidente ejecutivo de Apple Inc., Tim Cook, y del fallecido cofundador de la empresa Steve Jobs.

Para los expertos en discursos, la voz es un instrumento con un raro poder persuasivo, afinado por la evolución y la cultura para comunicar mucho más de lo que connotan las palabras. Algunas personas simplemente nacen con las cualidades carismáticas que dominan o inspiran confianza, pero los investigadores están seguros de que al menos algunos de estos elementos acústicos pueden aprenderse.

“Uno tiene la capacidad de moldear su voz de una forma que haga que la gente lo perciba como un líder”, dice un científico acústico de UCLA quien realizó los experimentos sobre carisma. El investigador presentó su trabajo recientemente en Indianápolis durante la conferencia anual de la Sociedad Acústica de Estados Unidos. “Se aplica a políticos, presidentes ejecutivos, a todos los que aspiran a una posición de liderazgo”, aseveró.

Por supuesto, el liderazgo en cualquier ámbito es mucho más que sólo ruido. Por ejemplo, no todos los hombres de negocios exitosos mostraron patrones carismáticos en discursos públicos, según el análisis de los investigadores.

En la política y los negocios, hablar en público tiene una influencia en particular. Los votantes, por ejemplo, suelen favorecer a candidatos con voces más graves, sugieren varios estudios. Los presidentes ejecutivos con tonos de voz más profundos suelen manejar firmas más grandes, ganar más dinero y durar más en sus cargos que sus pares con tonos de voz más altos, establecieron estudios de la Escuela de Negocios Fuqua, de la Universidad de Duke.

“Deben existir marcadores en su voz innata”, dice un profesor de la Universidad de Duke quien estudió la forma en que el tono de voz puede afectar las perspectivas de empleo, la administración de una firma y los informes financieros. “No sólo recibe emoción, sino también información sobre el tipo de persona con la que está tratando”.

Estas señales no verbales pueden revelar ocasionalmente más de lo deseado.

Las nuevas investigaciones sobre el carisma surgen de los esfuerzos para comprender la relación entre la acústica vocal y la psicología de la percepción. “Nuestra voz le transfiere nuestra esencia a los demás”, indica un fisiólogo del habla del Laboratorio de Percepción de la Voz de UCLA. “Una parte es intencional, otra inconsciente y otra biológica”.

En sus experimentos, analizó grabaciones de discursos de líderes en francés, italiano y portugués, incluidos el presidente de Francia, François Hollande, y el ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

Para aislar las propiedades acústicas, se usó un sintetizador de voz para eliminar el significado de las palabras pronunciadas. La frecuencia, intensidad, cadencia, duración y otras cualidades vocales se mantuvieron intactas.

Luego, 107 voluntarias y 26 voluntarios calificaron el carisma de cada orador en una escala que incluía 67 adjetivos positivos o negativos. También fueron evaluados por personas que no hablaban el idioma del orador, para medir únicamente las percepciones vocales.

En general, alguien con un tono de voz grave siempre es percibido como grande y dominante, mientras alguien que emplea un tono más alto es percibido como pequeño y sumiso. Al hablar ante una multitud, los líderes políticos solían forzar su voz a los extremos, con una amplia variación de frecuencias. Estos líderes adoptaron un tono completamente distinto al hablarles a otros políticos destacados o cuando trataban un tema político.

Los aspirantes a ejecutivos deberían tomar nota. “La voz es una herramienta que puede ser entrenada”. “Los cantantes y actores capacitan sus voces para alcanzar frecuencias más altas o bajas. Un líder u orador debería hacer lo mismo”.

Hasta ahora, el experto sólo ha realizado pruebas con voces masculinas y sus hallazgos podrían no aplicarse a la forma en que hablan las mujeres. El investigador ha comenzado a reunir muestras de discursos para analizar a líderes femeninas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios