Gracias por su visita.

8 de julio de 2015

JERRY LEWIS Y SUS FRASES CÉLEBRES


Joseph Levitch, más conocido como Jerry Lewis (1926-), es un humorista y actor estadounidense de origen judío. Su presencia en el mundo del espectáculo tiene mucho que ver con su entorno, ya que sus padres trabajaban en el mundo del espectáculo y desde pequeño le hicieron partícipe de ello.

En sus inicios (finales de los años 40 y principios de los 50) Lewis formó pareja con el también cómico Dean Martin, cuya unión en el cine los encumbró como el dúo más exitoso jamás visto.

Su humor era diferente, distinto, dedicado a lo absurdo y a los extremos imposibles e irrisorios. Al gesto sobreexpresivo a la par que a veces sutil que lo hicieron un maestro del gag físico y desmesurado. Tras pasar por la gran pantalla con películas como “Delincuente delicado”, "El ceniciento" o la considerada su mejor cinta “El profesor chiflado”, no tardó en dar el salto a la televisión con “El Show de Jerry Lewis”. De cualquier forma no cabe duda que a pesar de su éxito como cómico donde más ha destacado a nivel internacional ha sido por su trabajo desinteresado por la Asociación Americana de Distrofia Muscular.

Estas son sus frases más famosas:

“Seguramente existen muchas razones para los divorcios, pero la principal es y será la boda”.

“Hay dos momentos tristes en la vida: el nacimiento y la muerte. Todo lo demás es rodar por tierra”.

“Cuando dirijo, hago de padre; cuando escribo, hago de hombre; cuando actúo, hago el idiota”.

“El sueño de todo hombre es ser capaz de hundirse en los brazos de una mujer sin caer en sus manos”.

“El hombre de negocios americano es un señor que durante toda la mañana habla de golf en su despacho y que el resto del día discute de sus finanzas en el campo de golf”.


“He tenido gran éxito, siendo un total idiota”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios