Gracias por su visita.

23 de julio de 2015

DECIDO QUERERME


Dentro de mí están las respuestas que busco afuera, porque Dios siempre mora en mi corazón.

Lo que necesito es aquietarme y cifrar mi felicidad en ser, no en tener;
en servir, no en dominar.

Mi vida es una aventura fascinante si cuento mis dones, me amo y acepto a todos como son.

Hay tropiezos y días tormentosos, sin embargo, lo que veo como un mal es solo una oportunidad y una lección.

Como dice el tenor Andrea Bocelli: "la ceguera me ha enseñado muchas cosas y no es un castigo sino un reto". Es cierto, gracias a la noche apreciamos el día y las plantas son más fuertes cuando hallan resistencia.

Decido, entonces, quererme, expulso las dudas y las quejas y encuentro gozo en una gratitud constante.


Estoy en paz con Dios y con la vida, el amor es mi riqueza, la confianza mi bastión y el servicio mi alegría.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios