9 de agosto de 2014

EL EJEMPLO DE JOY JOHNSON


La atleta Joy Johnson a sus 86 años había corrido 25 veces la maratón de Nueva York. Este año murió un día después.

Había sufrido una caída en el kilómetro 32, se golpeó la cabeza, se negó a ser hospitalizada y completó la prueba en algo menos de ocho horas.

Desde 2011 era la mujer más anciana en correr y era una figura admirada por su entusiasmo y entrega.

Joy Johnson comenzó a practicar esta disciplina a los 59 años y corría entre 40 y 90 kilómetros cada semana.

Todo un ejemplo de cómo el problema no está en la vejez sino en aislarse y en marginarse de la vida.

Sí el problema no son los años sino la quietud, los caprichos, las quejas y un negativismo paralizante.

Las dolencias y las enfermedades nacen de emociones negativas y de una actitud negativa tan común en un buen número de ancianos.


No hay comentarios.:

Gracias por su visita.

EnPazyArmonia