21 de febrero de 2014

PASARLES EL NEGOCIO A LOS HIJOS


Un día nos llegará la muerte. No sabemos cuándo o cómo, pero es lo único seguro. Hay que pensar en pasar negocios a los hijos. Usted no podrá dirigir sus negocios desde el más allá. Por tal motivo, lo mejor es que se los deje a sus hijos. Además, una alternativa común sería que sus hijos recibieran el negocio después de su muerte, lo que puede significar que tengan que vender el negocio sólo para pagar los impuestos.

Decidir qué le tocará a cada quien, y quién estará calificado para dirigir el negocio es harina de otro costal. El punto en discusión es simplemente la importancia de hacer el traspaso ahora y no después. Una razón para empezar temprano es que a los hijos les tomará algún tiempo prepararse. “Dos tercios de los negocios familiares no continúan en la siguiente generación debido a la poca planificación”. Si quiere pasarles su negocio a sus hijos, “fórmelos y edúquelos”.

Otra razón para traspasar sus negocios temprano es que probablemente usted querrá que este crezca y crezca, ¿cierto? Esto quiere decir que valdrá más en el futuro de lo que vale hoy. Si les damos acciones a nuestros hijos ahora, cuando cuestan poco, estaremos protegiendo todo el crecimiento futuro de las cargas tributarias.

En todo caso, la mejor forma de traspasarles el negocio a los hijos es mediante algún tipo de fideicomiso. Estos vienen en diferentes sabores y con diversas ventajas y desventajas, pero en general todos comparten una ventaja: le dan la posibilidad de determinar a qué edad recibirá su hijo el dinero. Otra ventaja es la protección en contra de demandas legales: un fideicomiso protege sus bienes y los de sus hijos de cualquier demanda, incluyendo un divorcio.



NOTA: ES MEJOR ENSEÑARLES A PESCAR DESDE AHORA

No hay comentarios.:

Gracias por su visita.

EnPazyArmonia