30 de septiembre de 2013

MAR SOLO


 No sé bien por qué, pero casi todos le damos importancia a "la primera vez" de  algo. Y queremos compartirla con alguien: una persona que entienda nuestro gesto afirmativo, esa clara intención de la mirada, el mensaje de nuestra mano apretando la suya.

 Tal vez por eso me sentí tan triste al caminar la cuadra y media hasta la playa de esa pequeña ciudad que mi conocimiento estrenaba. Iba a ver su mar por primera vez. Sola. Triste y asustada, porque la soledad me asusta, me vuelve chiquita y desamparada.

 Fue como si todos hubieran sido invitados a una fiesta y yo apareciera sin mi tarjeta y sin conocer a los dueños de casa.

 Cada cual estaba en lo suyo: los chicos entrando y saliendo del agua, las madres llamándolos, los jóvenes concursando su belleza o jugando a la pelota paleta, el oleaje bordando la blanquísima filigrana de la espuma, el viento levantando, cada tanto, una arena de oro pálido que la luz transformaba en lentejuelas mínimas agitándose con movimientos de pandereta. Apreté el bolso contra mi pecho y busqué un lugar frente al agua infinita.

 Me senté con las piernas encogidas, los anteojos negros, las manos sosteniendo las rodillas, y fue como si me hubiera vuelto invisible. Ya nadie me veía. Pasaban frente a mí, detrás de mí, pero yo no existía.

 Éramos solamente ese inconmensurable mar bullente y movedizo, un poco azul, un poco verde, tan murmurador y yo.

 Yo necesitando a todo el mundo y sin nadie que necesitara de mí. Ese arrogante mar y esta aturdida mujer.


 Una niñita se acercó con su balde rojo y su mamá la llamó:
- "No molestes a la señora que está pensando"... ¿algún cuento? Y me sonrió con una sonrisa que se despedía.

 ¿Qué pensaría, en realidad, la gente de los que escribimos o de los que hacemos algo que ellos creen que no pueden hacer?

 Quizá de haber sido yo otra... hubiera llenado el baldecito con agua y la mamá de Sol -así se llamaba la niñita redonda y bronceada- hubiese charlado conmigo de lo que se habla en la playa.

 Ella no sabía que yo era una extraña, sino que extrañaba, que quería hacer un pozo en la arena para juntar almejas, pero no me atrevía, que quería zambullirme en las rápidas olas, pero me daba vergüenza, que me molestaba el sol en la nuca, pero no podía cambiar de posición y volverme visible. Así, sentada, ovillada, quieta, muda, sola en el estreno de una obra que hubiese podido ser hermosa y divertida, pensé en otros días, en seres que me acompañaron: armé rostros queridos y lejanos, resucité palabras dichas tiempo atrás.

 Me encontré con culpas, alegrías y fantasmas.
 Todos los mares que conocía resonaron en mi mente su ruido de caracola apoyada en la oreja.

 Todos los mares aletearon con las alas grises o blancas de sus gaviotas siempre hambrientas.

 Todos los mares burbujearon sus azules copiados del cielo, de los nomeolvides, de las violetas postreras del invierno y sus verdes encabritándose en las primaveras de hojas nuevas, pero en todos había estado con alguien, acompañada.

 Y yo decía: "allá va un pájaro" o "un velero tan blanco" o "¿pescarán algo esos hombres?" o "ese chico tan bello"... y quien estaba a mi lado giraba su cabeza mirando, o me señalaba algo, también, para que yo mirara, y el mundo era entonces tibio y seguro como un nido de dos manos puestas en forma de cuenco para dar toda el agua mansa de la ternura, toda el agua transparente de la compañía.

 Cuando la playa quedó casi desierta me levanté para marcharme.
 En la arena estaba la forma de mi cuerpo: allí permanecería hasta que la verde mano del mar la emparejara, borrándola, borrándome.

 Me quité los anteojos para limpiar los vidrios empañados, que casi no me dejaban ver.

 Pero mientras regresaba al hotel me di cuenta de que no, no eran los vidrios.

 Era yo, llorando.

19 de septiembre de 2013

LA INVENTIVA



Tu tiempo es limitado. Solo tienes unas pocas horas disponibles para ti cada día.

Por esto debes motivarte para hacer el mejor uso de cada momento. Puedes encontrar un sinnúmero de maneras de aprovechar mejor cada momento que tenga disponible.

Cualquier cosa positiva se vuelve más valiosa y apreciada cuando es escasa. Y cuanto más lo aprecias, más valor eres capaz de crear a partir de ella.

Es por esto que debes ser realista con lo que tienes, y saber a donde quieres ir. Aunque el tiempo y los recursos son limitados, no hay límite en tu ingenio para lograr tus metas.

Así que sigue adelante, persigue grandes sueños, e imagina tu vida exactamente como te gustaría que fuera. No importa lo mucho o lo poco que tienes para empezar. Tu puedes encontrar la mejor manera de alcanzar tus metas si sabes que es lo verdaderamente importante para tí.

Tienes algo mejor que el tiempo, mejor que el dinero y es la vida que Dios te ha dado, y el ingenio y los dones que te dio para hacer un uso inteligente y apropiado de tu tiempo.

17 de septiembre de 2013

ESTAR ALLÍ TOTALMENTE


Estés donde estés, estarás allí totalmente en compañía de Dios.

Préstale atención y amor a lo que vives.

Estás donde estás haciendo lo que Dios te ha encomendado.

En vez de desear que fuera de otra manera, debes seguir adelante para cumplir la misión que te han encomendado.

Abraza el momento, y utilízalo para explorar y expresar tu propia verdad. Abraza el momento, y ábrete a sus mejores posibilidades.

En lugar de emitir juicios acerca de dónde te encuentras, avanza con lo que tienes. Busca oportunidades para crear algo nuevo y encontrarás muchas cosas buenas dignas que hacer.

Recuerda lo afortunado que eres para experimentar la vida aquí ahora mismo. Sabes que cuanto más lo aprecies, mejor será.

Estás en este tiempo y en este lugar, lleno de grandes posibilidades. Así que aprovecha la vida con la riqueza y el propósito que Dios te ha dado.


Esfuérzate por ser feliz.

9 de septiembre de 2013

FORMULA PARA PREPARAR UNA DELICIOSA ENSALADA CREMOSA DE POLLO YOGURT Y MANZANAS


Ingredientes
(de 4 a 6 porciones)

1 taza de queso cottage bajo en grasa
2 cucharaditas de jugo de limón
1 cucharadita de mostaza de Dijon
1 cucharadita de miel
2 cucharadas de yogur natural sin grasa
2 cucharadas de leche descremada
sal y pimienta al gusto
450 gramos de pechuga sin piel, sin hueso y picada
3/4 taza de apio picado finamente
2 cebollas verdes, cortadas en rodajas finas
1 manzana, sin semillas, peladas y picadas

Preparación

Coloca el queso cotagge, el jugo de limón, la mostaza, la miel, el yogur, la leche, la sal y la pimienta en la licuadora. Licúa hasta que quede una preparación suave. Deja a un lado. Coloca el pollo, el apio, las cebollas y las manzanas en un tazón grande. Vierte sobre la mezcla de queso cottage y revuelve suavemente. Sirva inmediatamente o cubre y refrigera hasta que el plato esté pronto para servir.


Presentala con galletas

6 de septiembre de 2013

EL AGUA Y LA NOCHE


Cuantas personas conocen que dicen que no quieren tomar nada antes de acostarse, porque entonces tendrán la molestia de levantarse durante la noche para ir al baño.

Cuando le pregunte a mi cardiólogo el por qué la gente necesita orinar tanto de noche. La respuesta fue:

La Gravedad mantiene agua en la parte inferior del cuerpo cuando uno está parado. (Las piernas se hinchan). Al acostarte, la parte inferior del cuerpo (piernas, etc.) quedan al mismo nivel que los riñones, en ese momento es cuando los riñones solicitan sacar el agua procesada (sucia), porque es más fácil, Por ello todos necesitamos una cantidad mínima de agua para limpiar las toxinas del cuerpo.
 
Momento correcto para tomar agua.

El tomar agua en ciertos momentos maximizan su efectividad en el cuerpo.
Dos vasos de agua al levantarse - ayuda a activar los órganos internos. Un vaso de agua 30 minutos antes de cada comida - ayuda a la digestión.  Un vaso de agua antes de bañarse, ayuda a reducir la presión sanguínea.

Un vaso de agua antes de acostarse evita los infartos y los derrames cerebrales.

Mi médico también me dijo que el agua antes de acostarse también ayudara a prevenir los calambres de piernas nocturnos.    


Los músculos de las piernas están buscando hidratarse cuando te dan esos calambres de pantorrilla y/o muslos.

3 de septiembre de 2013

CADA PASO EN EL CAMINO


Alcanzar un logro lleva tiempo. Debes esperar para lograr y trabajar para lograr, pero no te engañes pensando que esto será rápido o fácil.

Lo que se construye en un instante puede ser derribado con la misma rapidez. El valor real y duradero es creado con compromiso y esfuerzo sostenido.

Hay riquezas que la paciencia y la persistencia traerán y que no se pueden experimentar de otra manera. Emplea cada momento para avanzar un poco más, día tras día, año tras año, y alcanzarás tus metas.

Los bienes materiales no son la recompensa al final. El valor real está en la experiencia que logras de hacer una diferencia positiva día tras día que te hacen una mejor persona.

Atesora cada desafío que se presenta para ese desafío te dé el camino para seguir adelante.

Aprecia y valora tus dones y has uso de los dones, fortalezas y habilidades que Dios te ha dado y que tú has desarrollado a medida que enfrentas todos los desafíos.


Adquiere el hábito de disfrutar de cada paso en el camino.

1 de septiembre de 2013

FORMULA PARA PREPARAR UNA DELICIOSA ENSALADA DE ARROZ Y POLLO



Ingredientes:

1 y 1/2 taza de arroz cocido.
1 cucharadita de sal.
1 taza de mayonesa.
1 y 1/2 cucharada de pimiento rojo picado.
1/4 de cucharadita de pimienta.
1 y 1/2 cucharada de guisantes cocidos.
1 y 1/2 tazas de apio en cubos.
1 y 1/2 tazas de pollo cocido en cubos o mechado.
1/2 taza de aceitunas rellenas.
3 tazas de lechuga en trozos.
1/2 taza de perejil picado.

Preparación:

En un envase grande combina la mayonesa, el pimiento rojo, la sal y la pimienta. Agrega el resto de los ingredientes y mezcla bien. Revisa el sabor. Mete en la nevera y deja enfriar. Sirve frío.

Gracias por su visita.

EnPazyArmonia