Gracias por su visita.

12 de marzo de 2013

LINDAS PIERNAS ESPECTACULARES



Luzca unas piernas envidiables, siéntase como la reina que es y descreste a más de uno con su caminar.

Aquí le damos trucos para cuidarlas y embellecerlas en tiempo récord.

Las vacaciones implican sol, brisa fresca y menos ropa. Playa, piscina y vestido de baño van de la mano. Momento perfecto para lucir unas piernas hermosas.

Si ya las tiene y las viene cuidando hace tiempo, sinceras felicitaciones. Y si no, todavía está a tiempo. La cuenta regresiva de las anheladas vacaciones empezó a correr. Manos a la obra, o mejor, manos a las piernas:

El primer paso para lograr este nuevo objetivo es comenzar con la exfoliación. En el mercado hay productos exfoliantes para todos los bolsillos, unos mejores que otros, que puede usar en todo su cuerpo, pero sobre todo, en codos, rodillas y piernas. De esta forma usted elimina las células muertas y poco a poco va borrando toda imperfección que tenga su piel.

Hágalo en la ducha, cuando los poros ya estén abiertos y dilatados, de abajo hacia arriba y deténgase en las rodillas, la zona que más lo necesita. Se masajea la pierna circularmente, por cinco minutos, y luego se enjuaga con agua fría, para sellar los poros y revitalizar la piel.

Recuerde usar una esponja natural marina, estropajo, o un guante y una banda de crin, para cuerpo, espalda y piernas. Trate de hacerlo día de por medio. Una vez a la semana puede usar azúcar, el mejor exfoliante y el más económico. O usar una mascarilla casera, a base de aguacate, azúcar y aceite de oliva.

Su cuerpo le agradecerá la deliciosa ensalada que se chupó por los poros. Recuerde que este proceso de exfoliación también ayuda a que los principios activos de las cremas penetren mejor.

El segundo paso es eliminar todos los vellitos, porque unas piernas mal depiladas arruinarán a la mujer más bella con las más bonitas piernas. Que lo hagan manos expertas con equipos de fotodepilación y depilación láser es lo ideal, aunque para eso se necesita tiempo y dinero.

Seis meses antes de salir a vacaciones es lo mejor para no maltratar su piel. Pero si ya es demasiado tarde, hágalo con cera, cremas depilatorias, cuchillas o depiladoras eléctricas, con el máximo cuidado para no causarle daño a sus piernas, no sea que una herida, por leve que sea, la haga pasar un mal rato y tenga que esconder sus piernas del sol.

La hidratación es otro tema importante a la hora de hablar de unas piernas hermosas. Una piel bien hidratada siempre luce brillante y al tacto es fina y sedosa. Tenga en cuenta que, además de las cremas nutritivas que abundan en el mercado, cada vez más especializadas y también más costosas, está el aceite de almendras y el de ajonjolí, especiales para nutrir su piel de verdad, verdad. Si puede hacerlo en la mañana y antes de acostarse mejor, porque las piernas son una de las partes del cuerpo que más sufre de resequedad por su bajo contenido en glándulas sebáceas.

No olvide también que las cremas son las mejores aliadas para reparar e iluminar la piel. Cuando el sol llegue, la protección solar en esta zona no puede faltar.

Para trabajar el tono muscular lo mejor es caminar, trotar, subir y bajar escaleras, bailar, patinar, practicar natación y montar en bicicleta. Tres veces a la semana es suficiente, pero entre más haga, más frutos tendrá. En todo caso, tenga en cuenta que para tener piernas bonitas, hay que ejercitarse de pies a cabeza.

Si a esto le adiciona tratamientos de cabina, como Lipomax y Cavitación, sus piernas lucirán firmes y torneadas. La vibroterapia médica estimula los músculos, mejora el riesgo sanguíneo, y hace que la celulitis desaparezca.

Para evitar la hinchazón, se debe evitar el consumo de embutidos, alimentos precocidos y la sal. Otra forma es terminar siempre la ducha con agua fría, en dirección ascendente, desde el tobillo hasta la ingle. Mantener las piernas elevadas siempre que sea posible, especialmente por la noche, a la hora de dormir.

Para favorecer la circulación y evitar la celulitis, mejor no use prendas ajustadas, no cruce las piernas cuando esté sentada y si puede use medias largas de compresión, para tener piernas esbeltas y tonificadas.

Es importante expulsar las toxinas del cuerpo y para lograrlo es necesario beber mucha agua durante el día y mantener una dieta sana. Beber jugos de fruta natural diariamente y consumir muchas verduras. Evitar bebidas alcohólicas para que los pies no retengan líquidos. Para tener piernas envidiables por fuera, debe cuidarse mucho por dentro.

Por último, cuando llegue el sol con su alegría, y las felices vacaciones, meta en su maleta aceites, y cremas de color dorado, con partículas brillantes ya que le darán a sus piernas y a su piel en general un toque de sensualidad y sobre todo hará que las imperfecciones como várices, venas y celulitis se disimulen mucho más.

Recomendaciones para hacer en casa

Andar en puntillas, mover objetos con los dedos de los pies y rotación de tobillos (15 minutos en la mañana y 15 en la noche).

Caminar descalzo con buena postura, metiendo el estómago, y templando las piernas, sobre todo de la rodilla para arriba. Pies bien apoyados, espalda recta y hombros relajados. Camine por toda la casa por diez minutos.

Baños de termocontraste, con compresas heladas, primero, con las piernas levantadas, y luego agua caliente con sal o toallas tibias. Una vez a la semana y sus piernas le reconocerán los cuidados que tuvo con ellas. ¡Ya lo verá!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios