Gracias por su visita.

11 de marzo de 2013

DIALOGUE PARA SALVAR SU MATRIMONIO



Doctora Isabel:
Todavía estoy con mi esposa, pero no sé por cuánto tiempo más. Llevo 10 años con ella y tenemos dos hijos, pero hace unos siete meses me fue infiel. Ella me lo confesó y mi reacción fue dejarla, pero se arrodilló, me pidió perdón y me dijo que no me quería perder, que me lo había contado porque yo no merecía que me mintiera y que nunca volvería a pasar. Yo la perdoné por mis dos hijos y porque lamentablemente estoy enamorado de ella, pero no sé qué hacer. Espero me de su consejo como si yo fuera su hijo, le prometo seguirlo al pie de la letra. Gracias y que Dios la cuide hoy, mañana y siempre.

Estimado amigo:
Cuando ocurre una infidelidad y hay problemas en el matrimonio, el hecho de que tú estés enamorado de ella no te garantiza que puedas salvar el matrimonio. Lo primero que ustedes tienen que hacer es ver qué fue lo que pasó, por qué tienen problemas, por qué ella te fue infiel. Es doloroso tener ese diálogo, pero es lo que puede indicarte si tu relación puede realmente recuperarse o no.

La mayoría de los casos de infidelidad ocurren por falta de comunicación íntima, esa que debe existir entre marido y mujer, el poder conversar con tu compañera de lo que sientes o quieres en tu vida, al igual de ella poderlo hacer contigo. Es una relación de amigos del alma y por supuesto la relación sexual es importante y de la cual deben hablar literalmente ``a camisón quitao''. ¿Qué te gusta?,¿qué me gusta? Si ustedes sentían amor desde el principio, hay que preguntarse qué ocurrió. Si fue la rutina, la falta de compasión, consideración y de caricias, cual de las tres cosas más importante.

Caminen juntos todos los días, algunas veces en silencio, pero de la mano, o por lo menos donde haya cierto roce del cuerpo o un abrazo de vez en cuando. Si por alguna razón no puedes tener el diálogo que te recomiendo, tienes que ir a un consejero matrimonial que les ayude a ver dónde está el problema y analizar si de verdad pueden salvar esta relación. Es por el bien de ustedes y de sus hijos, que necesitan que sus padres se quieran y les den la seguridad emocional que necesitan para crecer y madurar.
Que dios los ayude

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios