Gracias por su visita.

20 de febrero de 2013

COMER POCO ALARGA LA VIDA



Comer poco es la manera más efectiva para tener una vida más longeva.

La conclusión viene del estudio del efecto que tiene la enzima RHEB-1 en la duración de la vida y de cómo este componente se altera en función de la ingesta calórica de cada individuo.

La restricción alimentaria es la intervención más eficaz y más reproducible para extender la esperanza de vida en especies. En los mamíferos, se ha constatado la existencia de dos regímenes alimentarios que tienen una clara incidencia a la hora de prolongar la vida y de reducir el número de problemas de salud relacionados con el envejecimiento.

El primero de ellos es el “ayuno intermitente”, capaz de incrementar los años de vida incluso en el caso de que la reducción de la ingesta de calorías sea escasa e incluso inexistente. El segundo es “la restricción calórica crónica”, que implica una reducción constante y mantenida en el tiempo de los alimentos ingeridos y que también influye en la citada enzima.

NOTA: LO IMPORTANTE ES UNA ALIMENTACION BALANCEADA Y ACORDE  CON LAS NECESIDADES DE CADA PERSONA Y ATENDIENDO LAS RECOMENDACIONES DEL DIETISTA

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios