Gracias por su visita.

7 de febrero de 2013

CHISTES DE AMOR


Humor


- Querida, vamos a tener que comenzar a economizar.
- Me parece bien...¿Por donde comenzamos?
- Si aprendes a cocinar, podemos despedir a la cocinera.
- Me parece bien......pero podemos ahorrar aún más... si vos aprendés
a quererme, podemos despedir al chofer.
--------------------------------------------------
Una pareja venía en auto por una carretera sin hablar una palabra.
Una discusión anterior había llegado a una pelea, y ninguno de los dos quería dar su brazo a torcer.
Al pasar por un campo en la que había burros, chanchos y una vaca, el marido preguntó, sarcástico:
- ¿Parientes tuyos?
- Sí... respondió ella
– Es la suegra y los cuñados.
--------------------------------------------------
El marido pregunta a la mujer:
- ¿Vamos a probar una posición diferente?
La mujer responde:
-Buena idea!!!...Quédate en la cocina lavando los platos y yo me siento en el sofá a ver televisión.
--------------------------------------------------
El marido decide cambiar de actitud.
Llega a casa todo agrandado, y con voz de macho ordena:
-Quiero que prepares una comida como para los dioses y cuando termine espero un postre maravilloso.
Después de cenar traeme una copa de coñac y preparame un baño caliente para relajarme.
Y todavía más...cuando salga del baño, ¿adivina quién me va a vestir y peinar?
- El hombre de la funeraria...Respondió plácidamente la esposa.
--------------------------------------------------
El marido y su mujer están tomando una cerveza en un barcito.
Él le dice:
- ¿Ves aquella mujer al final del bar, tomando cerveza solita?.
Estuvo en pareja conmigo, y me separé de ella hace 7 años!
¿Podés creer que después de eso nunca más paró de beber?
La mujer responde:
- No hables bobadas... ¡Nadie consigue celebrar durante tanto tiempo!
--------------------------------------------------
El marido y la mujer no se hablaban desde hace una semana.
Entonces el hombre recordó que al día siguiente por la mañana temprano tenía una reunión muy importante en su oficina.
Como necesitaba levantarse temprano resolvió pedirle a su mujer que lo despertara.
Pero para no dar su brazo a torcer escribió en un papel:
“Me despertás a las seis de la mañana”.
Al día siguiente cuando se levantó y miró el reloj eran las 9:30.
El hombre tuvo un ataque y pensó: Qué absurdo, que falta de consideración, ella no me despertó.
En eso miró para la mesa de luz y reparó en un papel en el que estaba escrito:..”Son las seis de la mañana, levántate”!!!
Moraleja de la historia: No dejes de hablar con tu mujer. Ellas ganan siempre. Son simplemente geniales en la venganza!!!
--------------------------------------------------

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios