Gracias por su visita.

31 de agosto de 2012

SOPLIDO DE AMOR



Tengo un soplido de amor en el pecho,
que amenaza con infartarme al alma.
 Un soplido de amor moreno,
intranquilo y aguafiestas,
que más pareciera un hijo de Levante
que un soplo de amor cualquiera.

Hoy me desperté y ya lo llevaba dentro
me venció sin batalla y sin hacer más quiebra.
 Pero hay días que viene, o días que va
y vuelve y sonríe, y yo no sé en qué piensa.

Me entristece, mi tormenta de amor,
 porque trae nubes a mis ojos abiertos.
Y cuando los cierro, ¡ay cuando los cierro!
me aman y yo busco mi soplado destierro.

Vientos de amor, brisa de amor,
día de Noviembre con los amores al viento.
 Tengo un soplido de amor trasnochado
y creo que acaba de reventarme el pecho.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios