13 de julio de 2012

EXPERTOS RECOMIENDAN A PAREJAS DORMIR SEPARADAS



Los ronquidos y el robo constante de las cobijas afectan el descanso de las personas.

Por eso, un especialista en trastornos de sueño, recomendó, durante el Festival Británico de Ciencia, que las parejas consideren la opción de dormir separadas.

Durante el encuentro fue presentado un estudio según el cual, en promedio, las parejas que duermen juntas sufren un 50 por ciento más de trastornos del sueño.

El especialista defendió su propuesta con el argumento de que históricamente las personas no compartían su cama. La tradición moderna de la cama matrimonial comenzó con la revolución industrial, cuando las personas se mudaron a barrios sobrepoblados y ciudades con poco espacio para vivir. Antes de la época victoriana era común que los casados durmieran separados.

En la antigua Roma, la cama matrimonial era sólo un lugar para encuentros sexuales, pero no para dormir.

El especialista -creador de uno de los principales laboratorios de sueño de Gran Bretaña en la Universidad de Surrey- aclaró que si las parejas duermen perfectamente bien juntas, no es necesario cambiar las cosas.

"Eso no excluye, sin embargo, que traten algo distinto: todos sabemos lo que es darse un abrazo, decir 'ya me voy a dormir' y acomodarse en el lado opuesto de la cama. ¿Por qué no empezar a mudarse a otro lado?".

"Las personas creen que duermen mejor cuando están en pareja, pero las evidencias muestran lo contrario".

Se llevó a cabo un estudio con 40 parejas comparando qué tan bien duermen las personas que comparten la cama contra las que duermen por separado.

Encontró que cuando uno de ellos se mueve durante el sueño, hay un 50 por ciento más de probabilidad de que su pareja dormida se vea afectada.

Además, la directora de la Asociación Británica del Sueño, señaló que el ronquido puede tener efectos devastadores sobre las relaciones de pareja, mientras que algunas llegan incluso a separarse por esta causa.

La evidencia disponible apunta también a que los problemas para dormir se relacionan directamente con depresión, enfermedades del corazón, eventos cerebrovasculares, males respiratorios, divorcio y accidentes de tránsito y de trabajo.

Según datos divulgados en el Festival, sólo el 8 por ciento de las personas entre 40 y 50 años duermen por separado.

No hay comentarios.:

Gracias por su visita.

EnPazyArmonia