viernes, 30 de diciembre de 2011

AGUEROS PARA EL 31 DE DICIEMBRE



La noche del 31 de diciembre es una de las más especiales del año. Despedimos el año que finaliza y recibimos con ilusión y alegría el nuevo que comienza.

Tradiciones y agüeros:

Comer doce uvas. Deben comerse durante las doce campanadas que anuncian el inicio de año. Si se consumen en su totalidad la suerte será buena y en caso contrario nefasta.

Sacar las maletas y caminar por la calle le augura viajes durante el nuevo año.

Tirar monedas fuera de la puerta y barrerlas hacia adentro para que no falte el dinero.

Bañarse poco antes de la medianoche para recibir renovado el año nuevo.

Sentarse y volverse a parar con cada una de las doce campanadas: trae matrimonio.

Recibir el Año Nuevo con dinero dentro de los zapatos: trae prosperidad económica.

Para tener mucha ropa nueva, la noche del 31 se debe usar la ropa interior al revés.

Poner un anillo de oro en la copa de champaña con la que se hará el brindis, eso asegura que no falte el dinero.

Usar ropa interior amarilla la noche de fin de año, para asegurar felicidad y buenos momentos. Mejor usarla al revés y cambiarla al derecho después de medianoche. Mejor si es regalada.

Encender velas de colores: las azules traen la paz; las amarillas, abundancia; las rojas, pasión; las verdes, salud; las blancas, claridad, y las naranjas, inteligencia.

Ocupar algunos minutos del año que se va para ordenar la casa, pues el estado del lugar donde se vive reflejará la vida que se tendrá el año que llega.

Lo primero que debemos tener para recibir el año es una actitud positiva y alegre con ánimo de compartir en amor y Paz.

Toma una foto de la persona que quieres que te ame y duerme con ella toda la noche del 31 abajo de tu almohada para que esa persona te dé su amor en el año que se inicia.

Escribe en un papel las cosas malas que te hayan pasado en el año que se concluye y luego quémalas, para así borrar el pasado.

Repite junto a las 12 campanadas en voz alta o mentalmente la frase “voy a ser feliz este año y hacer felices a las personas que me rodean”.

El uso de espigas para adornar la casa traerá paz y buena suerte para los miembros del hogar.

Procure estrenar alguna prenda de ropa ese día, para que de esa manera todo el año tenga guardarropa nuevo.

Deseche todo lo que le haga daño internamente, así tendrá más espacio para llenarse de energías positivas

NOTA: Haga lo que quiera y diviértase sin ofender a nadie, pero no se olvide de rezarle a Dios a medianoche, por usted, por los seres queridos, por la humanidad, por el universo entero, y dar las gracias por todos los dones que se recibieron durante el año que se acaba.


No hay comentarios.:

Gracias por su visita.